Los Dueños del Futbol Mexicano

El director deportivo de Atlas, Rafael Lebrija, entre otros notables personajes, no puede entender la decisión de los dueños del futbol mexicano de nombrar a Enrique Meza como técnico interino de la Selección Mexicana. Muchos han coincidido con esto porque el nombramiento es absurdo y otra vez se vuelve a lo mismo de siempre.
Por cierto, este tipo de decisiones sólo hacen perder tiempo y el no contratar a un técnico definitivo para empezar a manejar la Selección ya mismo y como debe de ser da grandes ventajas. Se está perdiendo tiempo porque se debería presentar un plan de trabajo, un proyecto de trabajo de cuatro años de plazo y el directivo ojinegro agrega otro argumento al plantear que no cree que Efraín Flores tenga los merecimientos para tomar el banquillo Tricolor, tal y como lo hará luego del amistoso ante España. “La verdad Efraín (Flores) es un gran técnico, no voy a negarlo, ¿pero tiene los méritos para estar en la Selección?, es la pregunta que hago yo”, cerraba Lebrija.
Hay que insistir en el punto, todo este desbarajuste es complicado, pues Flores es una persona que trabaja bien con los jugadores jóvenes, eso es verdad, pero se quedará solamente dos o tres partidos al frente del Tri para luego cesar en el cargo. Otras voces han dicho que Efraín Flores no está listo para dirigir a la Selección Mexicana, ni aunquesea de manera interina. Se nota la falta de un proyecto lo qué tiene que ver con las indecisiones de este periodo y por eso los dueños de equipos van a poner a un entrenador de parche con lo que se va a ir abaratando la Selección, pues el encargado interino y llamará a los que él quiera y el jugador se sentirá calificado para ser seleccionado en la emergencia. Lo de barato va por el ahorro de dinero al hacer un encargo que dura hasta el final del 2010 sin posibilidad de alargue.
En dichas condiciones parece ser que hoy cualquiera puede ser técnico de la Selección Mexicana y los jugadores de esta convocatoria para jugar ante los campeones del mundo nada menos, España, lo han entendido claramente. Por ello opinan que los directivos deben hacer un proyecto en el cual se beneficie lo deportivo y se trabaje en favor de los integrantes de la selección mexicana de futbol. Los planteamientos de los jugadores giran en torno al cuestionamiento de si son muchos los supuestos 60 o 70 partidos que proyectan los directivos de la Federación Mexicana de Futbol (FMF) en el siguiente ciclo que concluirá en la Copa del Mundo Brasil 2014, si el Tri logra clasificar.
El discurso se repite, ellos entran al terreno de juego, obedecen y saben que se tienen que adaptar a las decisiones que toman los que mandan y se adaptan al calendario que se les ponga por delante. Un calendario que se va a basar otra vez en consideraciones comerciales.
Es que los dueños del futbol mexicano saben muy bien que nadie les va a pasar la cuenta por los nuevos descalabros que puedan ocurrir.
Lo que importa es que sus cuentas bancarias reciban los beneficios del negocio, que eso de ganar copas queda para los Europeos o los Sudamericanos.

Avatar
Acerca del Autor
Comentarios de temas relacionados con el fútbol en particular y el deporte en general para distintos medios de Chile y los Estados Unidos.