Los jornaleros en Estados Unidos

La cara polémica de la migración ilegal.

WASHINGTON - El dilema sobre qué hacer con unos 100 mil trabajadores indocumentados que cada mañana esperan ser contratados en diferentes lugares de Estados Unidos es una de las facetas más controvertidas y visibles de la inmigración ilegal en el país.

La cuestión ha saltado del ámbito vecinal a las portadas de grandes periódicos y ha alentado debates políticos, incluso entre candidatos a gobernador, a medida que se multiplican en el país los centros que congregan a estos trabajadores, la mayoría hispanos.

"Con la dispersión de inmigrantes por nuevas áreas,especialmente las de rápido crecimiento, los centros de jornaleros han aflorado en lugares donde la gente no estaba acostumbrada a tener inmigrantes en el vecindario. Esta tendencia hace que el tema se vuelva parte del debate nacional", dijo Audrey Singer, experta en inmigración de la Institución Brookings.

"Ya no es sólo Los Angeles o Chicago; son un montón de lugares nuevos", agregó.

Se calcula que en Estados Unidos hay unos 400 sitios que reúnen a estos trabajadores.

La cifra de jornaleros ha superado los 100 mil en todo el país, según los cálculos de Abel Valenzuela, profesor de estudios urbanos de la Universidad de California en Los Angeles.

El fenómeno es consecuencia del aumento de la inmigración indocumentada en los últimos años, del crecimiento de los trabajos de tiempo parcial y de la mayor demanda de obras en viviendas particulares debido al "boom" inmobiliario, indicó Valenzuela al diario The New York Times.

La polémica sobre los jornaleros se alimentó también de la decisión de autoridades de algunos condados o vecindarios de establecer centros donde los jornaleros puedan aguardar a quienes deseen contratarlos, para tareas como la albañilería o la pintura, a una paga de entre cinco y 10 dólares por hora.

Avatar
Acerca del Autor