Los Marlins encararán con novatos

JUPITER, Florida - Hace exactamente un año atrás costaba distinguir si los Marlins de la Florida era un equipo de Triple A o de Grandes Ligas. Ahora mismo no hay ninguna duda: son un rival que nadie debe menospreciar.

Tras desinflar su planilla, los Marlins alinearon a un total de 22 novatos en el 2006 y al menos hasta mayo jugaron para el olvido, con un récord de 11-31.

Conducidos por Joe Girardi, que eventualmente fue galardonado como el Manager del Año, los Marlins remontaron de manera admirable, nivelaron su marca a .500 en septiembre, se metieron en la lucha por el wild card de la Liga Nacional y finalizaron 78-84. Pese a ello, Girardi fue despedido al final de la temporada.

Una media docena de novatos acapararon titulares, como fue el caso del venezolano Aníbal Sánchez, quien lanzó el primer juego sin hits en las mayores tras dos temporadas y media.

El torpedero dominicano Hanley Ramírez recibió el laurel de mejor novato de la liga al son de 17 jonrones y 51 bases robadas.

Dan Uggla, su segunda base, fue seleccionado para el Juego de Estrellas en un año en el que ligó 27 jonrones.

El jardinero izquierdo Josh Willingham la mandó a la calle en otras 26 ocasiones.

En la rotación, Sánchez fue uno de los cuatro novatos que se apuntó al menos 10 victorias, junto con Josh Johnson, Scott Olsen y Ricky Nolasco.

El gran enigma que los rodea es si darán marcha atrás en el 2007. "Que va", replicó Ramírez al respecto. "¿Qué me dicen de Ryan Howard?".

Acerca del Autor