Los Pumas en la Punta de la Tabla

Durante el fin de semana y con 10 hombres en el terreno de juego los Pumas lograron defender su invicto ante Pachuca que encontró la fórmula para no perder ante el superlíder y salir vivo del Estadio Olímpico Universitario. El ímpetu de los universitarios no pudo con Efraín Flores, técnico de Pachuca consiguió su primer punto como estratega de los hidalguenses luego de ser goleado esprepitosamente en un 4-0 la semana pasada por el Atlante. José Manuel de la Torre y Luis Fernando Tena acudieron al partido en lo que se ha convertido en una costumbre del entrenador del actual entrenador del Tri.
Lo que es claro es que en un partido lleno de incidentes, el elenco de Pumas generó las oportunidades más claras y dejó ir el triunfo cuando el jugador Bravo desaprovechó un penal al minuto diez del primer tiempo del encuentro al mandar el disparo desviado.
Después de esa jugada, los Tuzos se asentaron mejor en el terreno de juego para impedir o al menos dificultar las llegadas de los auriazules. En lo medular Efraín Flores, técnico de Pachuca, apostó por una línea de cinco defensores y tres mediocampistas para detener el ataque universitario y lo consiguió en parte porque los felinos vieron mermado su accionar por la salida de Leandro Augusto.
El jugador brasileño tuvo que ser sustituido por David Cabrera, luego de un choque en mediocampo tras el cual se resintió de una molestia a la altura del muslo izquierdo.
Ambas situaciones fueron un golpe anímico para los del Pedregal que cayeron en un periodo de descontrol con poca claridad para hilvanar pases. Para colmo, los de casa se quedaron con diez elementos en el terreno de juego cuando el experimentado Juan Francisco Palencia vio la tarjeta roja por una barrida sobre Raúl Martínez. El atacante le repetía una y otra vez al árbitro que había tocado el balón y que por la inercia se había producido el choque pero el colegiado se mantuvo firme en su decisión y tuvo que abandonar el partido entre gritos de apoyo.
Para el segundo tiempo el entrenador de los Pumas buscó modificar el desarrollo del partido y para evitar alguna sorpresa de los peligrosos delanteros Francisco Arizala y
Edgar Benítez decidió cambiar a una línea de cuatro defensas. Aunque Javier Cortés, que se volvió lateral derecho, tenía la libertad de subir y acompañar en el ataque se mantuvo más tiempo en zona baja cuidando algún desborde por la banda derecha del ataque.
La última modificación de los Pumas fue retirar del campo a Martín Bravo para ingresar al delantero Juan Carlos Cacho con la posibilidad de que el romperredes se reencontrará con el gol pero ello nunca llegó.
De esta forma los felinos llegaron a 25 puntos en la tabla y siguen como el mejor de la competencia con la enseñanza que les ha dejado este juego que será un preludio del duro camino que les espera a los del Pedregal de aquí al final de la campaña.
Palencia curiosamente ha defendido a los silbantes mexicanos, por lo que cabe anotar que Miguel Ángel Flores fue rigorista con la expulsión del mismo Palencia pero era una decisión difícil de determiner, adicionalmente no tuvo problemas para sancionar con amonestación las entradas más duras en un encuentro que fue atractivo pese al marcador final.

Avatar
Acerca del Autor
Comentarios de temas relacionados con el fútbol en particular y el deporte en general para distintos medios de Chile y los Estados Unidos.