Los Troyanos ganaron el Orange Bowl

MIAMI - Matt Leinart, el ganador del Trofeo Heisman, lanzó cinco pases de anotación, un récord, y la Universidad del Sur de California humilló por 55-19 a Oklahoma, la noche del martes, en el Orange Bowl, para que los Troyanos amarraran el primer lugar en la temporada del fútbol estadounidense universitario.

Leinart y sus compañeros jugaron a la perfección, y no dejaron duda alguna sobre quién debía ser el campeón de este año, en solitario. La batalla aguardada entre equipos invictos, el número uno contra el dos, se convirtió en una paliza que derivó en la coronación de la USC, que tuvo que conformarse el año pasado con compartir el título nacional, tras ser dejado fuera del tazón por la corona.

Auburn, que marchaba invicto y quedó esta vez fuera del partido por el título, tendrá que consolarse con el segundo puesto. Ciertamente, quedó claro que los Tigres no hubieran hecho un papel peor que el de Oklahoma contra la poderosa USC.

Los Tigres (13-0) finalizaron su temporada perfecta con un triunfo por 16-13 sobre el Tecnológico de Virginia, en el Sugar Bowl, la noche del lunes. La USC será seguramente el primer equipo que repita como campeón nacional, desde que Nebraska lo hizo en 1994-95. La encuesta final de la prensa, que confirmará al campeón, será divulgada la mañana del miércoles.

Con ayuda de cuatro balones entregados por Oklahoma, los Troyanos (13-0) aplastaron a los Sooners (12-1), mediante 38 puntos en los últimos 20 minutos de la primera mitad.

Avatar
Acerca del Autor