Marcharán para apoyar Legalización de Estudiantes

Varias organizaciones comunitarias en Oregón marcharán por el estado para exigir al gobierno estatal y federal una legalización de los estudiantes indocumentados que no pueden continuar sus estudios superiores.

SALEM OR.-La marcha, que inició el domingo 12 de septiembre en Medford (Oregón) y culmina el 23 de septiembre en Portland (Oregón), es una iniciativa de la campaña United We DREAM!, organizada por varios grupos activistas de Estados Unidos.

La campaña busca que el gobierno federal permita la aprobación de varios proyectos de ley para que los estudiantes indocumentados prosigan sus estudios superiores.

Para Jazmín Arias, de Pineros y Campesinos Unidos del Noroeste (PCUN), un sindicato que lucha por los derechos de los trabajadores agrícolas en Oregón con más de 5.000 miembros, este evento debería ser una voz de alarma y preocupación para las autoridades. "El gobierno nos tiene que escuchar, es un tema bastante serio como para dejarlo pasar de lado, de hecho hasta varias personas empezarán el mismo día de la marcha un ayuno indefinido como señal de protesta", aseguró Arias.

Indicó también que el número de organizaciones, alrededor de 15, demuestra la seriedad del tema, "porque es un problema que afecta a todos". "Se calcula que 65 mil latinos se gradúan de la secundaria cada año en Estados Unidos, pero ¿luego qué?", cuestionó Arias.

Actualmente en el Senado se discute el anteproyecto "Acta Dream" y en la Cámara de Representantes se está estudiando el "Student Adjusment Act". Ambas iniciativas requerirían, de ser aprobados por el Congreso, la firma del presidente de EEUU para convertirse en ley.

El proyecto del Senado exige que para lograr la residencia legal permanente, los alumnos se gradúen mínimo de dos años de estudios en un Colegio Comunitario, un Colegio Vocacional o una Universidad.

Además, la propuesta ofrece la opción de legalizar definitivamente a los jóvenes si se vinculan con las fuerzas armadas estadounidenses durante dos años o efectúan actividades de servicio comunitario por 910 horas. El proyecto de la Cámara elimina la sección 505 de la ley que reformó las leyes de inmigración en 1996, que hace que los estados cobren a los estudiantes indocumentados el valor de la matrícula que se aplica a quienes no son residentes.

Bajo las regulaciones actuales, los estudiantes indocumentados en Estados Unidos tienen que pagar como si fueran estudiantes internacionales y no reciben el beneficio de obtener becas del gobierno federal o subsidios de las universidades estatales.

Avatar
Acerca del Autor