Medida de Prevención De Ahogo

WASHINGTON- James A. Baker III, ex-secretario de Estado de Gobierno del ex presidente George Bush, y su nuera Nancy Baker, están apoyando un nuevo proyecto de ley que se espera presentar dentro de poco en conexión con 'Safe Kids Week', que ofrecería subsidios como incentivo a los estados que aprueben leyes que requieran protecciones para impedir que las personas mueran ahogadas o atrapadas en desagües, en piscinas y spas.

Virginia Graeme Baker, nieta de Baker, murió hace cuatro años cuando quedó atrapada en el desagüe de un spa. Varios adultos tuvieron que unir sus fuerzas para librarla de la fuerza del desagüe, pero ya se había ahogado.

Esta tragedia ocurrió en una fiesta de graduación, que estaba bien supervisada por numerosos adultos. "Quedamos completamente devastados. Graeme era un ángel que nos prestaron por siete años", dijo Baker. "Antes de que sucediera, no creía posible que un niño pudiera quedar atrapado en el desagüe de un spa. Estoy aquí para decir que es posible, pero que se puede prevenir con la instalación de protecciones, así como por una mayor atención de los padres y los dueños de piscinas". La medida propuesta, que será presentada por la representante federal

Debbie Wasserman Schultz (demócrata por la Florida), está basada en una ley promulgada en el 2000, que la representante patrocinó como legisladora de su estado natal (Florida). Daría subsidios como incentivo a los estados que declaren de uso obligatorio los equipos de seguridad en piscinas y spas, como cubiertas para los desagües que cumplan con las normas de la Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor, sistemas de salida neumática de seguridad, desagües múltiples y cercas de cuatro costados. Por lo menos cuatro estados tienen leyes que exigen la colocación de barreras en piscinas de residencias, y actualmente ningún estado ha promulgado una ley de seguridad completa, que contemple todos los niveles de protección, para piscinas y spas en residencias y en lugares públicos.

"La tragedia de cientos de niños que cada año mueren ahogados por accidente es todavía más dolorosa cuando se sabe que ese tipo de accidentes se puede impedir", dijo la representante Wasserman Schultz. "Es una cuestión importante que muchos estados han desatendido por demasiado tiempo. Si se instalan varios niveles de protección en piscinas y spas en todo el país, impediremos que muchos niños se ahoguen o queden atrapados". En ciertos casos, los niños quedan atrapados en un desagüe por la poderosa succión del sistema de filtración de la piscina o del spa. También puede ocurrir que el pelo o el traje de baño del niño se enreden en el desagüe o en un objeto bajo el agua, como una escalera de mano. De 1985 a 2004, los registros indican que por lo menos 33 niños de 14 años o menos fallecieron debido a que quedaron atrapados en una piscina o en un spa, y casi 100 niños sufrieron lesiones graves. Pero según la Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor y Safe Kids Mundial, la cantidad de muertes de este tipo podría ser mayor que la informada. Como en general ahogarse por quedar atrapado no es un riesgo muy conocido, es posible que muchas muertes por ahogamiento no se hayan clasificado como casos en que el niño quedó atrapado.

"Un niño no puede escapar de la poderosa succión de un desagüe", señaló Martin Eichelberger, doctor y presidente de Safe Kids Worldwide y director de Servicios de Emergencia y Quemados en el Children's Nacional Medical Center en Washington, D.C.

La Semana Nacional de Safe Kids se celebra anualmente desde hace 13 años. El tema de este año es Piscinas Seguras para Niños Seguros, y más de 300 eventos de la Semana de Safe Kids tendrán lugar en todo el país para indicar a padres y dueños de piscinas cómo proteger a los niños del riesgo de ahogarse.

Para más información o para una copia del informe de la investigación, llame a Safe Kids Worldwide al (202) 662-0600 o visite http://www.safekids.org.

Avatar
Acerca del Autor