Menores Latinos Frente al Imán de la Frontera

Ni la recesión ni el desempleo en EEUU los desalientan de irse al Norte a buscar trabajo

MEXICO - El Norte sigue siendo atractivo y, en México, los menores de edad quieren cruzar su frontera.

A pesar de las proyecciones de que la migración indocumentada desde México hacia Estados Unidos bajaría debido a la recesión y alto índice de desempleo en este país, las casas que reciben a menores repatriados a México registraron un incremento en su afluencia durante el primer trimestre de 2009.

De acuerdo con Uriel Gonzalez, director de las Casas para Menores Migrantes YMCA, en donde el 99% de los menores que se reciben han sido repatriados, entre enero y marzo se registró un alza de más de 150 menores con respecto al mismo período del año anterior en las cuatro casas que esta red tiene instaladas a lo largo de la frontera.

Durante el primer trimestre de 2008 se recibió un total de 350 menores en estos albergues, ubicados en las ciudades de Tijuana, Agua Prieta, Ciudad Juárez y Piedras Negras; en el mismo período de 2009, la cifra fue cercana a 600. De ellos, señala González, la mayoría trató de cruzar a Estados Unidos por la necesidad de trabajar. "Empezamos a ver que el principal motivo por el cual los jóvenes salen del país es la situación económica, la búsqueda de opciones para mejorar la economía de su familia, más allá de la reunificación familiar", explica desde Tijuana. "A partir de 2005 es notorio que la mayor parte de los casos se van por ese motivo; son chicos que van pensando en trabajar, adolescentes de 15 ó 16 años que sienten que tienen capacidad laboral y buscan la oportunidad, sobre todo si ya tienen un familiar allá".

Acerca del Autor