México no quiere quedar ‘mal parado’

CIUDAD DE MÉXICO -México rechazó un informe mundial del Departamento de Estado de EU sobre el tráfico de personas que señala "deficiencias" en los esfuerzos del país para combatirlo y que indica que unos 20 mil niños son explotados sexualmente. "La Secretaría de Relaciones Exteriores considera que dicho informe no refleja los avances que ha alcanzado nuestro país en la lucha contra este fenómeno", afirmó la Cancillería en un comunicado difundido anoche.

"El Gobierno de México otorga la más alta prioridad a la lucha contra la trata de personas", enfatizó. De acuerdo al reporte del Departamento de Estado, México es "fuente de tránsito y destino" en el tráfico de personas para explotación sexual y laboral y, aunque "se esfuerza", no satisface las normas mínimas para atacar el problema.

La Cancillería enumeró los esfuerzos que ha hecho el Gobierno para combatir el problema y en su defensa argumentó también que se trata de "un fenómeno trasnacional, por lo que sólo es posible alcanzar una solución integral a través de la cooperación internacional y el reconocimiento de la responsabilidad compartida".

"Y no a través de este tipo de reportes y señalamientos unilaterales", criticó. En ese sentido, comentó que existe un gran número de mexicanos en Estados Unidos que son víctimas de trata de personas.

La Cancillería recordó que México es signatario del Protocolo de Palermo (para prevenir, reprimir y sancionar la trata de personas) y destacó que el Gobierno ha desarrollado "múltiples acciones" para atacar el problema, entre ellos "la lucha frontal" y la atención a las víctimas, "así como las acciones en materia de protección y prevención".

También se han desarrollado campañas para fomentar la denuncia y capacitar a funcionarios y agentes de instituciones de procuración y administración de justicia.

Asimismo, para proteger a las víctimas extranjeras, las autoridades migratorias les pueden otorgar una calidad migratoria para permanecer en el país y presentar las denuncias correspondientes y seguir los procesos legales.

Avatar
Acerca del Autor