Mexico preocupado por “maras”

CIUDAD DE MÉXICO - El subsecretario mexicano de Política Criminal, Rafael Ríos, dijo que México tiene una atención especial en las pandillas centroamericanas conocidas como "maras", al considerar que representan un problema de seguridad nacional.

Lo anterior, en función de la probable vinculación de las "maras" con el crimen organizado y su elevado nivel de peligrosidad, dijo Ríos García al participar en Madrid en el Foro Iberoamericano sobre Seguridad Ciudadana, Violencia Social y Políticas Públicas.

El funcionario de la Secretaría de Seguridad Pública reafirmó que para el Estado mexicano, el pandillerismo transnacional es un tema al se le ha puesto especial atención.

Refirió que las "maras", específicamente la "Mara Salvatrucha 13 o MS-13" y la "Barrio 18 o MS-XV3", están presentes en México en 24 estados, sobre todo en vía de tránsito hacia Estados Unidos.

Ríos, quien participó en la mesa redonda "Seguridad Ciudadana, Violencia Social y Políticas Públicas", en representación del titular de la Secretaría de Seguridad Pública, Eduardo Medina-Mora, aseveró que el problema ha ido creciendo en los últimos años. "Existen cuatro puntos críticos situados en los estados de Chiapas, Oaxaca, Veracruz y el Distrito Federal, donde a estos grupos se les atribuye la comisión de asaltos, robos, violaciones, homicidios, tráfico de drogas y de ilegales, lenocinio y extorsión", anotó.

Explicó que muchos de los miembros de estas pandillas que entran a territorio mexicano lo hacen por un período breve, ya que tras cometer el delito regresan a la frontera con Guatemala, o siguen su tránsito hacia la frontera con Estados Unidos.

"Este problema ha ido creciendo en los últimos años", insistió Ríos García, quien indicó que el endurecimiento de las políticas públicas contra el pandillerismo en El Salvador y Honduras provocó un importante éxodo de "maras" hacia territorio guatemalteco.

"Eso se reflejó a la vez, tanto en una mayor concentración de pandilleros en la frontera con México como en el interés de un número creciente de éstos por internarse en el país en busca de la frontera con Estados Unidos", añadió.

El subsecretario de Política Criminal precisó que en 2001, a lo largo de la frontera sur del país, se estimó la existencia de alrededor de 200 bandas de pandilleros de ascendencia centroamericana, con cerca de tres mil integrantes

Acerca del Autor