Miami planea fiesta para cuando muera Castro

MIAMI - La ciudad de Miami está elaborando amplios festejos para cuando muera el presidente cubano Fidel Castro, e incluso ya ha alquilado el estadio Orange Bowl para los eventos.

Las autoridades municipales crearon este mes un comité _cuya tarea oficial es "Analizar un acontecimiento en el (estadio) Orange Bowl en caso de que los hechos esperados ocurran en Cuba"_ para que organice la fiesta.

Los festejos están planificados desde hace tiempo, pero la urgencia por organizar los detalles surgió después que Castro se enfermó en el 2006 y entregó el poder a su hermano Raúl. El Orange Bowl fue escenario de un discurso que ofreció el presidente estadounidense John F. Kennedy en 1961 prometiendo una Cuba libre, y en los años 80 fue un campamento de refugiados cubanos del éxodo naval de Mariel. "(Castro) representa todo lo malo que le ha sucedido al pueblo de Cuba durante 48 años", manifestó al diario The Miami Herald el legislador municipal Tomas Regalado, un cubano-estadounidense que presentó la idea.

"Hay algo para celebrar, sin importar lo que suceda después ... Nos libramos del hombre". Los planes han sido criticados en las estaciones de radio de habla hispana, ya que mucha gente preferiría celebrar en las calles del vecindario de La Pequeña Habana, cercano al centro de la ciudad.

"Este no es un lugar obligatorio", dijo Regalado refiriéndose al Orange Bowl. "Sólo un lugar para que la gente se reúna".

Ramón Raúl Sánchez, líder de la organización Movimiento Democracia, teme como sería percibida la fiesta por las personas que no pertenecen a la comunidad de exiliados cubanos. Incluso cuando Castro muera, su gobierno comunista estará funcionando, dijo.

Avatar
Acerca del Autor