Miles de indocumentados en el limbo

Los inmigrantes detenidos no tienen el derecho a un abogado de oficio, denunció la Barra de Abogados de Estados Unidos, ABA.

WASHINGTON - El Gobierno estadounidense mantiene detenidos a un creciente número de inmigrantes indocumentados en cárceles alejadas de sus abogados y familiares, a veces bajo grandes carpas recién montadas, donde los derechos de los arrestados no son respetados, denunciaron organizaciones humanitarias.

"Es como Guantánamo, a diferencia que los inmigrantes no son terroristas", aseguró a la AFP Brent Wilkes, director ejecutivo de la Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos (LULAC), al referirse a la actual cifra récord de 26,500 indocumentados detenidos, a menudo sin asistencia legal.

Bajo la presión del Congreso para luchar contra la inmigración ilegal, el departamento (ministerio) de Seguridad Nacional (DHS) aumentó hace un año las redadas contra los indocumentados y amplió las capacidades de sus cárceles para evitar la liberación de los no mexicanos, como ocurría anteriormente por falta de lugar.

Para alojar a los arrestados, el Gobierno creó asimismo un centro de detención en Raymondville (Texas), a unos kilómetros de la frontera mexicana, donde 2 mil detenidos viven en diez grandes carpas sin ventana, a la espera de su expulsión. Las condiciones de detención de los inmigrantes, que no tienen el derecho a un abogado de oficio, levantaron una oleada de críticas de varias organizaciones, como el Colegio de Abogados (ABA) que escribió una carta al Gobierno para comunicarle su malestar.

"Nos oponemos al traslado contra su voluntad de inmigrantes y refugiados cuando impide que se mantenga la relación entre un abogado y su cliente, y complica la posibilidad de lograr un nuevo defensor", se quejó ABA.

"Al crear una ciudad de carpas en un lugar tan remoto, hasta las organizaciones que ofrecen asesoría legal gratuita no pueden entrar en contacto con los detenidos y eso constituye un enorme problema", lamentó Sarnata Reynolds, directora de Amnistía Internacional (AI) para los refugiados.


"Nos oponemos al traslado contra su voluntad de inmigrantes y refugiados cuando impide que

se mantenga la relación entre un abogado y

su cliente, y complica la posibilidad de lograr

un nuevo defensor",

- se quejó ABA.

Avatar
Acerca del Autor