Miles en el limbo a 20 años de amnistía

LOS ANGELES, California - Luis Orozco fue uno de los primeros en presentar su solicitud cuando el Congreso de Estados Unidos ofreció la ciudadanía a casi 3 millones de inmigrantes indocumentados hace 20 años. Hoy tiene esposa, dos hijos y un automóvil, pero todavía no es ciudadano.

Para un número notable de inmigrantes, el programa de ciudadanía de 1986 todavía trae cola. Cientos de miles cuyas solicitudes fueron rechazadas, demandaron al gobierno y recién ahora sus visas son procesadas. Otros miles patrocinaron a familiares que siguen aguardando la residencia legal.

Asimismo, los abogados de inmigración (expertos en esta área) atribuyen buena parte de la crisis inmigratoria actual a la última reestructuración de las reglas de ciudadanía, que según dicen, estimuló el fraude, aumentó los cruces ilegales de la frontera y dispuso sanciones para los empleadores que nunca se pusieron en práctica.

Esos problemas son un llamado de atención en momentos en que el Congreso considera una nueva reforma migratoria y si ésta habrá de conceder la posibilidad de ciudadanía a unos 12 millones de inmigrantes indocumentados.

Casi 20 años de espera

"Espero que la nueva gente que presente su solicitud tenga paciencia", dijo Orozco, ahora un ayudante de camarero de 40 años que finalmente recibió una tarjeta de residencia temporal hace tres meses. "La solicité inmediatamente y vean cuánto tardó". La actual propuesta ante el Senado promete a la gente "ganarse la ciudadanía". Parece sencillo, pero algunos expertos en inmigración advierten que la legislación contiene las mismas condiciones que precipitaron una catarata de demandas al excluir a cientos de miles de solicitantes.

Para Orozco, que cruzó ilegalmente desde México siendo adolescente, la amnistía de 1986 pareció una oportunidad de dejar de vivir en las sombras.

Avatar
Acerca del Autor