Morir Sin Testamento, Uno De Los Peores Errores

Que todos en este mundo tenemos la certeza de que vamos a morir, no es una noticia de último momento. El problema es que no sabemos cuándo ocurrirá y por esa simple razón debemos ser prevenidos. Aunque a nadie le gusta hablar estos temas, es importante que cualquier adulto piense en dejar un testamento a su familia. Si alguien muere intestado, el dinero o bienes que logró durante toda su vida se dividirán de acuerdo a la ley de su estado. Eso resultaría en una distribución que no es la que tenía pensada: algunos estados requieren que el 50 por ciento de los bienes de un difunto se destine a los niños, por lo cual el cónyuge sobreviviente sólo recibirá el otro 50 por ciento.
De acuerdo a una encuesta realizada en el 2017 por Coring.com, el 58 por ciento de los adultos en Estados Unidos no tienen su documentación de preparación patrimonial.
¿Quiénes deben tener un testamento?
*Los adultos de cualquier edad
*Padres de familia
*Dueños de propiedades
¿Cuáles son los documentos de preparación patrimonial?
*Testamento
*Poder legal
*Apoderado de atención médica
*Carta de instrucción
Documentos importantes para reunir en la planificación
del patrimonio
*Lista de todas las cuentas bancarias, inversiones y
pólizas de seguro.
*Lista de todos los nombres de usuario y contraseñas
*Información sobre cajas de seguridad, títulos de
vehículos, escrituras.
*Licencia de matrimonio o papeles de divorcio.
Algunas personas creen erróneamente que no tener un testamento les permite eludir el tiempo y los gastos de la sucesión. Eso no es cierto: si muere sin un testamento, su propiedad todavía debe pasar por la sucesión. Por otro lado, también se recomienda crear un fideicomiso. Con un fideicomiso revocable se puede mantener el control sobre los activos, mientras se esté vivo. Los activos depositados en el fideicomiso durante su vida pueden ser distribuidos al momento de su muerte, según los términos del fideicomiso, sin pasar por la sucesión. Después de hacer un borrador del testamento, no olvidar que el nacimiento de un pequeño, alguna muerte en la familia, boda o hasta divorcio, puede alterar el testamento antes realizado y entonces será momento de re visitar los llamados “últimos deseos”.
Es recomendable que mantenga otro documento para las instrucciones de su funeral y entierro. Es casi una regla que los testamentos no se leen hasta días o semanas después de la muerte. Esta carta con instrucciones ayudará a que sus sobrevivientes tomen decisiones rápidas sobre el funeral o un servicio conmemorativo.

Avatar
Acerca del Autor
La Voz is celebrating its 23th year anniversary this year. Email: lavoz@bmi.net Phone: (509)545-3055 Mail: P.O.Box 1023 Pasco, WA 99301