Muchos Ojos Vigilan la Frontera

Desde su computadora personal miles de civiles están a la caza de indocumentados y traficantes

SAN FRANCISCO.— Las tropas que patrullan la frontera entre EEUU y México cuentan ahora con una inesperada ayuda: miles de estadounidenses anónimos que vigilan la zona con cámaras conectadas a internet a la caza de traficantes o inmigrantes ilegales. BlueServo.net, un servicio lanzado en noviembre y que ha recibido gran atención de los medios de EEUU en las últimas semanas, permite a cualquiera convertirse en agente de inmigración y controlar su pedazo de los 3,140 kilómetros de frontera estadounidense con el vecino del sur.

Puesto en marcha gracias a una iniciativa de la Coalición de Sheriffs de la Frontera de Texas y con 2 millones de dólares de inversión del estado texano, BlueServo.net ha instalado quince cámaras a lo largo de la zona fronteriza. Se trata de regiones no patrulladas ni separadas de México por el muro levantado por la administración Bush, aunque por razones de seguridad no se ha especificado su ubicación.

Desde la comodidad de sus casas, los usuarios de BlueServo.net -más de 43,000 registrados- dedican hasta varias horas al día a vigilar las pantallas con imágenes del desierto texano.

Para registrarse basta con proveer una dirección de correo electrónico y contestar a unas cuantas preguntas sencillas. Ni siquiera es necesario residir en EEUU. Si advierten cualquier actividad sospechosa -coches aparcados durante demasiado tiempo o figuras de lo que podrían ser personas cruzando un río- los usuarios pueden contactar por teléfono o email con la Coalición de Sheriffs de la Frontera de Texas, que decidirá si es necesario intervenir. "Avise si observa durante el día grupos de cuatro o cinco hombres jóvenes en barco. Por la noche, alerte si ve actividad de vehículos, barcos o coches", instruye la web a los usuarios interesados en vigilar la cámara número 14.

Acerca del Autor