Ni un Minuto de Respiro

Escrito el 23 Jan 2009
Comment: Off
WASHINGTON - Aunque es posible que no se acueste antes de las 3 AM de la madrugada del miércoles (21 de enero), Barack Obama proyecta que su primer día como presidente esté atestado de gente, urgencias y problemas.

Habrá rezos, diplomacia, discusiones sobre la guerra y la Casa Blanca abrirá sus puertas para ofrecer una bienvenida a centenares de "invitados especiales".

Obama ha destacado de manera deliberada la importancia simbólica del miércoles 21 de enero como el "Primer Día" de su gobierno. Además de los asuntos planificados por su equipo de trabajo, al 44º presidente de Estados Unidos le caerán miles de cartas enviadas por organizaciones a favor de los derechos de los inmigrantes que le pedirán una moratoria de redadas y deportaciones hasta que el Congreso debata y apruebe una reforma migratoria con vía de legalización.

En las calles aledañas a la Casa Blanca, se esperan algunas manifestaciones y vigilias que le recordarán al presidente su promesa de impulsar una reforma migratoria en 2009.

Avatar
Acerca del Autor