No a legalización de trabajadores

WASHINGTON - El Senado de EEUU rechazó hoy la legalización permanente de trabajadores agrícolas pero eliminó durante los próximos dos años el límite a los visados de trabajadores temporales. Las votaciones se llevaron a cabo durante la aprobación del proyecto de ley de unos 81.600 millones de dólares en fondos adicionales para las campañas militares en Irak y Afganistán, y la ayuda humanitaria a víctimas del "tsunami" en el sureste asiático.

En todo caso, la versión que apruebe el Senado tendrá que ser armonizada con la que aprobó la Cámara de Representantes en marzo pasado, lo cual se prevé para las próximas semanas.

Los senadores habían intercalado enmiendas de inmigración en el anteproyecto de ley, lo que refleja la urgencia de poner en marcha una reforma migratoria en el país, según observadores.

La enmienda propuesta por el republicano Larry Craig (Idaho) para la legalización permanente de medio millón de trabajadores agrícolas obtuvo el "sí" de 53 senadores, siete menos que los que necesitaba para salir a flote en el hemiciclo. La medida de Craig hubiese permitido la legalización de los inmigrantes indocumentados que hayan trabajado un mínimo de 100 días en la agricultura en un período de 12 meses.

Tras la derrota, Craig no excluyó la posibilidad de presentar de nuevo su medida en los próximos meses, como parte de un debate más amplio sobre cómo corregir el maltrecho sistema de inmigración.

Según Craig, la producción agrícola de EEUU corre riesgo ya que depende de una fuerza laboral que, en el 70 por ciento, la componen los inmigrantes indocumentados. Pero sus opositores, entre ellos el también republicano Jeff Sessions (Alabama), consideran que esa enmienda premiaba con una "amnistía" a quienes violan las leyes de inmigración.

Por otro lado, el Senado aprobó con 94 votos a favor y seis en contra la enmienda de la senadora demócrata Barbara Mikulski que elimina, durante los próximos dos años, el límite actual de 66.000 visados anuales para los trabajadores en la industria de turismo y servicios. Sin embargo, el aumento temporal de visados sólo beneficiará a los que ya contaban con esos permisos durante los últimos tres años.

Mikulski señaló que su medida busca corregir de forma temporal la escasez de trabajadores extranjeros -la mayoría proveniente de México- en muchos estados costeros o de alta concentración de turistas.

La queja del sector turístico es que los negocios no dan abasto y agotan con celeridad el límite actual impuesto por el Congreso.

El senador demócrata Edward Kennedy aseguró que esos trabajadores son la "tabla de salvación" de la pequeña empresa, especialmente durante tiempos de alta demanda en el verano.

Sin el aumento en el límite actual de visados "H2B", muchos negocios se irán a la quiebra,advirtió Kennedy.

Avatar
Acerca del Autor