“No crucen, los incendios queman”

Mensaje a indocumentados en la frontera. Más de 8,500 bomberos combaten los voraces

incendios que afectan ocho condados

del sur del estado de California


SAN DIEGO, California - Cientos de inmigrantes indocumentados intentan cruzar la frontera desde México al norte de San Diego, en Estados Unidos, convencidos de que las autoridades están distraídas con los incendios.

Pero se equivocan. "No crucen, que se queman", advierten portavoces oficiales y voceros de organizaciones humanitarias.

Univision ha puesto en funcionamiento una línea gratuita de teléfono para que la ciudadanía haga sus donaciones en el marco de este esfuerzo solidario. La línea es operada por personal bilingüe de la Cruz Roja Americana: 1-800-842-2200.

Seis inmigrantes indocumentados que caminaban el lunes en la mañana por las montañas de Otay Mesa, en el norte de San Diego, "están hospitalizados, cinco en observación por inhalar humo y quemaduras menores, y uno de ellos, de 20 años, en condición grave con quemaduras de segundo grado en todo su cuerpo", dijo a la agencia francesa de Noticias ( AFP Alberto Lozano, portavoz del consulado de México en San Diego.

A parte de este grupo que se encuentra en el hospital de la Universidad de California, en San Diego (a 200 kilómetros al sur de Los Ángeles), otros seis mexicanos fueron rescatados a salvo por los bomberos y entregados a las autoridades, precisó Lozano. "Hacemos un llamado a que se abstengan de atravesar la frontera porque su vida corre un peligro real", advirtió Lozano.

De su lado, Enrique Morones, fundador de la organización humanitaria Angeles de la Frontera que asiste a los indocumentados en la frontera Tijuana-San Diego, extremo sur de California, dijo a la AFP que "cientos de personas han intentado cruzar y les suplicamos que no crucen, porque los incendios queman, es peligroso".

La estimación de indocumentados que intentaron cruzar desde el lunes a Estados Unidos proporcionada por Morones coincide con la del consulado de México en San Diego: "Hasta 200 personas, todos mexicanos". "Esta es la cifra que además nos entregó la Patrulla Fronteriza de Otay Mesa", un puesto de control estadounidense en el límite entre San Diego y Tijuana, explicó Lozano. Hasta ahora la oficina de patrulla estadounidense no respondió a los llamados de la AFP para confirmar las cifras.

Avatar
Acerca del Autor