No reforma, no amnistía

MIAMI, Florida - Siete de los ocho aspirantes republicanos a la Casa Blanca dijeron que si resultaran electos en la elección de noviembre de 2008, harán cumplir la ley y pondrán fin a la inmigración indocumentada. Tres meses antes, el 9 de septiembre, los precandidatos demócratas adoptaron una postura contraria y dijeron estar dispuestos a impulsar una reforma migratoria que abra una puerta para legalizar a la mayoría de los 12 millones de indocumentados en Estados Unidos.

Durante el foro presidencial organizado por Univision y celebrado el domingo en la Universidad de Miami -conducido por los periodistas María Elena Salinas y Jorge Ramos-, los precandidatos republicanos respondieron varias de las más de 400 preguntas enviadas por los usuarios de Univision.com, la mayoría de ellas relacionadas con inmigración.

El septiembre, los usuarios de Univision.com enviaron más de 2,300 preguntas a los precandidatos demócratas. Y en ambos eventos el tema de mayor interés fue la inmigración, seguido de la salud, la guerra contra el terrorismo, educación y la economía. Sobre la posibilidad de impulsar una reforma migratoria que legalice a los indocumentados -12 millones según datos del Pew Hispanic Center- los siete precandidatos republicanos (Rudolph Giuliani, Mitt Romney, Fred Thompson, John McCain, Ron Paul, Duncan Hunter y Mike Huckabee), aseguraron que no respaldarán esa vía y enfatizaron que harán cumplir la ley para poner fin a la inmigración en Estados Unidos.

Giuliani, por ejemplo, precisó que el primer paso "es terminar la inmigración ilegal" y dijo que para ello hay que construir un muro virtual y físico en la frontera con México.

También mencionó una nueva tarjeta de identificación a prueba de fraude, y un firme respaldo a la inmigración legal en Estados Unidos.

Avatar
Acerca del Autor