Nobeles claman por reforma justa

WASHINGTON - Más de 500 economistas, académicos y premios Nobel de Estados Unidos y el exterior pidieron, en una carta al Congreso y al presidente George W. Bush, una reforma migratoria amplia y humana por los beneficios que trae a la economía.

En la "carta abierta", divulgada por el Instituto Independiente, un centro de análisis político, los signatarios recordaron al Congreso de Estados Unidos y a Bush que la inmigración es "el mejor programa jamás ingeniado para combatir la pobreza".

La inmigración no sólo beneficia a los extranjeros que buscan una mejor vida en Estados Unidos, sino que "estos envían millones de dólares de su propio bolsillo a sus países de origen, una forma de ayuda extranjera verdaderamente eficaz", dijo la carta, con fecha del 19 de junio pasado. Los firmantes lamentan que el debate migratorio en Estados Unidos, en particular los fundamentos económicos del asunto, se vean entorpecidos por "comentarios engañosos".

Para comenzar, los inmigrantes no roban los puestos de trabajo a los norteamericanos, porque la economía de Estados Unidos es capaz de crear suficientes empleos para cubrir la demanda laboral "siempre que los mercados laborales permanezcan libres, flexibles y abiertos a todos los trabajadores de forma equitativa", señalaron.

Benjamin Powell, miembro del Instituto Independiente, dijo que los temores por la pérdida de trabajos por culpa de los inmigrantes clandestinos "no tienen fundamento" y "la mayoría de los trabajadores no verán sus salarios afectados".

Si bien algunos estadounidenses podrían verse perjudicados por la inmigración, la gran mayoría de la población se beneficia de las contribuciones de los inmigrantes a la economía, incluyendo una baja de los precios al consumidor, agregaron en la misiva.

Avatar
Acerca del Autor