Nueva receta para hacer negocios

MEXICO - Medicinas y médicos baratos, nada de crédito, chicas guapas y mucha publicidad son las principales armas del imperio farmacéutico que ha construido el empresario mexicano y aspirante a la Presidencia del país, Víctor González. "Vivo bien y gano bien, se ve y se siente", afirmó en entrevista González, de 57 años, divorciado y quien aspira a ser candidato independiente a la Presidencia en las elecciones del próximo año.

En 2004 los ingresos de su grupo de empresas sumaron unos 400 millones de dólares, que este año espera incrementar a 600 millones, de la mano de su agresiva expansión a otros nueve países de América Latina.

El concepto es medicamento general barato para el pueblo y para los ricos también", detalló.

Avatar
Acerca del Autor