Nuevas Cárceles para Inmigrantes

WASHINGTON - Tres meses después que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) emitió un informe denunciando que migrantes sin papeles son mantenidos en "condiciones inaceptables" y que en algunos casos el derecho al debido proceso "ha sido afectado", el gobierno de Washington contempla nuevos planes: enviar a los indocumentados detenidos a hoteles antiguos, casas de reposo y otros sitios similares. Según un reporte de The Associated Press, los beneficiarios del nuevo programa serían extranjeros sin papeles de estadía legal arrestados que no sean criminales o violentos. La idea está incluida en un plan propuesto por la secretaria de Seguridad Nacional, Janet Napolitano, jefa de la Seguridad de Estados Unidos.

El reporte agrega que Napolitano está proponiendo que los inmigrantes ilegales en espera de deportación sean confinados según el riesgo que pudieran representar, y detallará su plan este martes. Las reformas fueron mencionadas por el Departamento (ministerio) de Seguridad Nacional (DHS) en agosto sin muchos detalles. Precisó AP que los sitios alternativos sugeridos por el plan buscan reducir los costos de tener cautivos a los indocumentados, los cuales alcanzaron una cifra de casi $2,000 millones en el 2008.

El nuevo plan de detenciones y encarcelamiento de indocumentados se basa en una revisión al procedimiento de detención de inmigración por parte de Dora Schriro, ex asesora de Napolitano sobre la materia, quien renunció el mes pasado para convertirse en comisionada de las cárceles de la ciudad de Nueva York.

Bajo el proyecto, la agencia de Inmigración y Aduanas (ICE), una de las 23 dependencias bajo el mando del DHS, desarrollará una forma de clasificar a los inmigrantes ilegales detenidos que determinará la instalación donde deben permanecer encerrados mientras dura el proceso de deportación.

The Associated Press agregó que John Morton, jefe de ICE, investigará los hoteles y otros sitios donde podría retenerse a los indocumentados que no son delincuentes no son violentos. ICE espera ahorrar dinero al no colocar a todos en cárceles o prisiones locales, estatales o federales, como lo hace actualmente.

A finales de julio y tras una espera de cinco años, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), perteneciente a la Organización de Estados Americanos (OEA) pudo visitar varias cárceles de indocumentados que se encuentran bajo el mando del DHS.

Delegados de la Comisión visitaron centros de detención de indocumentados y concluyeron que en las cárceles del ICE los inmigrantes sin papeles son mantenidos en "condiciones inaceptables", y que en algunos casos el derecho al debido proceso "ha sido afectado".

¿Qué opina de la nueva política para inmigrantes detenidos que elabora el Departamento de Seguridad Nacional?

Acerca del Autor