Obama Dijo que no Flaquea su Apoyo a la Reforma

Escrito el 15 Sep 2010
Comment: Off
WASHINGTON – El presidente Barack Obama aseguró que su apoyo a la reforma migratoria no flaquea pese al fracaso en los dos últimos años del esfuerzo para que el Congreso acepte debatir y aprobar un proyecto de ley que, entre otras recomendaciones, incluya una vía de legalización regulada para millones de indocumentados.
Asimismo, el mandatario se declaró dispuesto a apoyar una solución inicial que beneficie a miles de estudiantes indocumentados sobresalientes, según una entrevista publicada el sábado en el diario La Opinión de Los Angeles.
"Mi posición sobre la reforma migratoria ha sido clara desde el principio; quiero verla hecha, quiero un proyecto integral. Nunca he flaqueado en eso", dijo Obama al diario hispano.
Activistas nerviosos
En la víspera, activistas hispanos entrevistados por Univisión.com achacaron a Obama y al partido Demócrata parte importante de la responsabilidad por no haber logrado motivar al legislativo para que reforme la actual ley de inmigración y abra un camino de legalización de sin papeles.
Los dirigentes indicaron que Obama no ha utilizado todo su liderazgo para alcanzar este objetivo y señalaron que si bien en los comicios de noviembre de 2008 los demócratas tomaron el control de ambas cámaras del Congreso, esto no fue suficiente para aprobar la legalización de indocumentados que carecen de antecedentes criminales, pagan impuestos y llevan tiempo viviendo en el país.
En la campaña presidencial 2008 Obama prometió que en el primer año de su mandato impulsaría un proyecto de reforma migratoria amplio.
A principios de 2009 el partido del mandatario contaba con 57 asientos en el Senado más dos votos independientes, pero varios demócratas electos en distritos cuyos votantes que no respaldan la legalización de indocumentados se negaron a respaldar el plan.
Paso al costado
Tampoco los republicanos apostaron por la reforma migratoria, dejando a Obama en una difícil situación que, dos años más tarde y cuando los electores se preparan para renovar el Congreso –en las elecciones de medio tiempo del martes 2 de noviembre-, podría arrastrar una importante pérdida de votos hispanos que impactaría el equilibro de poderes en el legislativo.

Avatar
Acerca del Autor