Obrador busca sangre y fuego

MÉXICO - El líder del oficialista Partido Acción Nacional (PAN), Manuel Espino, afirmó que el candidato izquierdista Andrés Manuel López Obrador y sus seguidores realizan actos para provocar la represión gubernamental, en su intento por presionar un recuento de la votación presidencial.

El líder del partido oficialista Acción Nacional (PAN), Manuel Espino, afirmó el martes que el candidato izquierdista Andrés Manuel López Obrador y sus seguidores realizan actos para provocar la represión gubernamental, en su intento por presionar un recuento de la votación presidencial.

Horas después de que el secretario de Seguridad Pública federal, Eduardo Medina, justificó la actuación de policías que desalojaron la víspera a golpes a legisladores izquierdistas que intentaban instalar un campamento de protesta en la Cámara de Diputados, Espino dijo que el incidente es un reflejo de la provocación y muestra a un López Obrador que busca "sangre y fuego".Consideró que tras el desalojo se pueden "esperar otras muchas acciones de parte del ala más radical, más virulenta, más provocadora del PRD" (Partido de la Revolución Democrática), contra la posibilidad de que el Tribunal Federal Electoral declare presidente electo al candidato del PAN Felipe Calderón tras revisar impugnaciones a un conteo oficial que le dio el primer lugar sobre el izquierdista.

"Si el Tribunal resuelve que Felipe (Calderón) es el presidente electo de los mexicanos, lo que no se justifica es la sangre y fuego que quieren lograr Andrés Manuel López Obrador y sus seguidores", dijo Espino en rueda de prensa.

El secretario de Seguridad Pú"No veo un acto de represión; veo un acto de procedimiento de operación que implica un desbloqueo... Lamentamos los roces, pero si son inevitables pues ni modo, así hay que hacerlo", dijo Medina, de cuya secretaría dependen los miembros de la Policía Federal Preventiva (PFP) que desalojaron a los legisladores y otros seguidores del izquierdista.

Tras el incidente, la PFP instaló el martes vallas metálicas alrededor de la sede de la Cámara de Diputados, donde el 1 de septiembre el presidente Vicente Fox rendirá su sexto y último informe de gobierno antes de dejar el cargo el 1 de diciembre al nuevo mandatario.

Unos ocho manifestantes, incluidos algunos legisladores, resultaron heridos el lunes por golpes de los policías federales que los desalojaron tras intentar colocar un campamento en la cámara baja, similar a los que desde hace dos semanas se encuentran en calles del centro de la capital provocando un caos vial.

El izquierdista afirma haber ganado la elección y ha asegurado que hubo un fraude para favorecer Calderón, quien en el conteo oficial anunciado cuatro días después de los comicios del 2 de julio apareció con una ventaja de 243 mil 934 sufragios 0.58 puntos porcentuales.

El tribunal tiene hasta el 31 de agosto para resolver las impugnaciones y el 6 de septiembre como límite para declarar a un presidente electo.

Avatar
Acerca del Autor