Obtenga su licencia de conducir

En este país, todo el mundo anda manejando hacia algún sitio. Muchos vehículos se desenvuelven diariamente por las autopistas que conectan a los estados y por las calles y avenidas que llevan a todos de su casa al trabajo, de ahí a la escuela, y de acá para allá. Cada año, mes y día, los inmigrantes que llegan aquí se enfrentan al hecho de que hay sitios donde es imprescindible poseer un auto para moverse. Pero para manejar un auto, legalmente, en este país hay que obtener una licencia de conducir.

¿Cuáles son los pasos para obtener una licencia? Si usted ya posee en sus manos una licencia de otro país, o tomó un curso que le ha enseñado a manejar, usted ya va en el camino para obtener su licencia estadounidense. Si no sabe conducir, necesitará ir a una escuela de manejo donde se ofrezcan cursos para aprender a hacerlo. Si usted es un inmigrante indocumentado la situación es bastante delicada. Actualmente, en ciudades como Los Ángeles y Nueva York, no se han aprobado leyes que le permitan a los indocumentados tramitar un permiso temporal para conducir por "razones de seguridad" gubernamentales. El futuro no se ve muy positivo en este aspecto y, mucho menos, para las pequeñas ciudades. De no ser este su caso, los pasos a seguir son:

1. Necesitará dos tipos de documentos, originales o fotocopias certificadas, que den evidencia de su identidad y fecha de nacimiento. Se aceptan viejas licencias de conducir, pasaportes vigentes y certificados de nacimiento.

2. Necesitará su Tarjeta de Seguro Social y un documento que demuestre la dirección postal de su residencia en el momento en que aplica por su licencia. Las licencias de conducir son emitidas por el Departamento de Vehículos Motorizados (DMV, siglas en inglés) del estado en que vive. Estos documentos son los que debe llevar a la oficina local del DMV para iniciar los trámites.

3. Cuando los documentos sean aprobados, y usted haya pagado las cuotas exigidas por el DMV, necesitará pasar un examen de la vista (bastante sencillo, inclusive para aquellas personas que usen lentes), un examen escrito sobre los reglamentos de conducir en los Estados Unidos (las oficinas del DMV poseen manuales gratuitos sobre esta información, los cuales se pueden llevar para estudiarlos) y un examen de conducir, que realizará junto a un oficial del DMV de su estado y para el que debe pautar una cita. El oficial mirará cómo usted enciende y apaga el vehículo, maneja por una calle, detiene el auto, cruza por una intersección, etcétera. Le indicamos que ningún DMV lo dejará realizar el examen de conducir sin haber aprobado el examen escrito.

4. Luego de que todo termine, se le toma una foto, se obtienen sus huellas digitales y se le pide su firma. La licencia se le entrega al instante o se le da un documento parcial mientras su verdadera licencia le llega por correo.

Con licencia en mano, contemple la compra o arrendamiento de un carro nuevo o usado. Aquí están unos consejos para ayudarlo:

1. Al alquilar, los pagos men

suales por el privilegio de manejar son usualmente menos que los pagos de préstamo en una compra. Sin embargo, la mayoría de los arrendamientos tienen límites en el número de millas que se le otorga al carro.

2. Los estados norteamericanos requieren que compre un seguro de auto antes de que usted reciba el título para un coche.

3. Compre su vehículo alrededor del modelo que satisfaga su presupuesto, necesidad y estilo.

4. Compruebe el precio que le ofrezcan con el precio al por menor sugerido del fabricante, el cual se encuentra en el famosísimo Libro Azul Kelley.

5. Tenga cuidado a la hora de comprar un carro usado. Esta es la opción más común entre inmigrantes y, aunque puede convertirse en un éxito, la compra puede causar problemas. Inspeccione el auto, con un mecánico allegado, para detectar cualquier defecto. Si encuentra algún problema, las puertas para negociar el precio se han abierto. Haga preguntas al vendedor, asegúrese de la calidad de su reputación y trate de obtener alguna garantía.

Avatar
Acerca del Autor