Ofrece EU recompensa por líderes del Talibán y Al Qaeda

El ejército estadounidense anunció una serie de recompensas que se ofrecen a cambio de la captura de líderes terroristas en Afganistán.

Escrito el 04 Oct 2007
Comment: Off
BAGRAM, Afganistán - Los militares estadounidenses lanzaron una nueva campaña que ofrece incluso 200.000 dólares de recompensa por información que lleve a la captura de una docena de dirigentes del Talibán y de Al Qaeda.

Varios carteles donde se ofrece la recompensa por los prófugos más buscados han sido colocados en el oriente de Afganistán. Incluyen los nombres e imágenes de los 12 sospechosos, con recompensas que van de 20.000 a 200.000 dólares. "Tratamos de que se vea más a esta gente; algo parecido a lo que hizo el FBI con los mafiosos", dijo el teniente coronel Rob Pollock, en la base principal de Estados Unidos en Bagram. "Ellos operan del mismo modo en que lo hizo la mafia; permanecen ocultos".

La lista no incluye a varios cabecillas por quienes se han ofrecido ya recompensas, como el líder de Al Qaeda, Osama bin Laden -a quien Estados Unidos no ha podido capturar desde el 2001, pese a una recompensa de 25 millones de dólares-, ni del líder del Talibán, el mulá Omar, por quien se habían ofrecido ya 10 millones de dólares.

En vez de ello, la lista incluye los nombres de dirigentes de células insurgentes locales, responsables por atentados mediante dinamiteros suicidas y bombas colocadas junto a las carreteras. "Queremos que la gente en esa área sepa quién es cierta persona, y que sepa que se trata de alguien malo, y cuando la vean, la denuncien", dijo el mayor Chris Belcher, portavoz de las fuerzas estadounidenses.

El programa, planificado durante semanas, comenzó a aplicarse pese a las declaraciones del presidente Hamid Karzai, quien dijo que estaría dispuesto a reunirse con el mulá Omar si ello ayuda a la paz.

Colocaran carteles

Los carteles serán colocados por soldados y policías afganos en zonas donde los militares sospechan que operan los fugitivos, dijo Belcher. Algunos en la lista operarían también en regiones tribales de Pakistán, donde las fuerzas estadounidenses no tienen la autoridad de intervenir.

Estados Unidos afirma que ha matado a unos 50 dirigentes rebeldes, en su mayoría de rangos intermedios, en el último año. Las fuentes añadieron que el programa de recompensas por los "fugitivos más buscados" busca continuar esa estrategia.

El dirigente de mayor rango muerto este año fue el mulá Dadulá Lang, un miliciano cojo que orquestó una serie de atentados suicidas y decapitaciones atribuidas al Talibán. Murió baleado durante una operación encabezada por Estados Unidos en Helmand, en mayo.

Acerca del Autor