Pandilla latina mataba por el color

LOS ANGELES - Una de las más temibles pandillas latinas de Los Angeles, en su afán por eliminar a cualquier posible delator o adversario, varias veces ordenó matar gente solamente por el color de su piel, revela una investigación.

Los cabecillas de la pandilla 13 mandaban a matar a pandilleros de raza negra y, si el individuo marcado no podía ser localizado, decían "Pues bien, mata a cualquier negro que veas por ahí", relató el director de la policía de Los Angeles, Lee Baca. "En algunos casos se trataba de matar a alguien sólo por ser negro", dijo Baca.

Según el prontuario, el líder de la F13, Arturo Castellanos, en el 2004 ordenó desde la cárcel "limpiar" al barrio Florence-Firestone de pandilleros negros y de posibles delatores.

Sus seguidores obedecieron con gran entusiasmo, aseveran los fiscales. En cierto caso, miembros de la F13 se toparon con un hombre negro en una parada de autobús, le gritaron un insulto y le dispararon, dijo el vicefiscal Kevin S. Rosenberg. La víctima sobrevivió a pesar de ser alcanzada por varias balas.

Las autoridades sostienen que, de entre más de 80 incidentes balísticos registrados durante la ofensiva de la banda en el barrio Florence-Firestone, hubo 20 asesinatos, una cifra excepcional aun en una zona donde la violencia pandillera ha causado estragos durante décadas. No se divulgó el periodo de tiempo en cuestión ni cuántas de las muertes se debieron a la raza de la víctima.

Avatar
Acerca del Autor