Para morir de amor

Si tu mirada revela cómo eres por dentro y es tu principal atractivo, maquilla tus ojos para provocar un efecto fascinante

Escrito el 13 Sep 2007
Comment: Off
Para terminar el año es primordial que tengas una hermosa imagen. Haz que tu mirada sea inolvidable, aprendiendo los secretos para que tus ojos luzcan radiantes y de acuerdo a esta temporada. En tu maquillaje no puede faltar un corrector de ojeras de calidad, un lápiz delineador muy suave, una mascara negra o de color (de acuerdo con tus ojos y tu atuendo),y por supuesto una buena combinación de sombras para los párpados.

Los ojos son una de las partes del rostro donde se puede aplicar más creatividad e imaginación, creando distintas expresiones e intensidades según la ocasión. Puedes encontrar sombras compactas, que es la presentación más práctica, en polvos sueltos, líquidas y en lápices. Independientemente de los colores que elijas, no te pueden faltar tonos como el arena y el gris mate, que te servirán de base y definirán los efectos que busques para cada ocasión. Es importante que cuentes con sombras mate para el día y para el trabajo.

De igual forma, ten a la mano sombras brillantes para la noche, lograrás un efecto de profundidad y harás tu mirada más dramática, ideal para la vida nocturna. Utiliza un tono blanco nacarado, beige, o arena para iluminar el ojo y definir más tus rasgos. No todas debemos usar los mismos tonos, es elemental saber combinar las sombras con el color de tus ojos, tomando en cuenta que hay colores que te quedan muy bien y otros que no te son muy favorables:

* Ojos cafés. Es el color de ojos de la mayoría de las mujeres latinas. Casi todos los

colores te quedan bien: el café, el gris y el vino son los más favorables. Pero debes manejar cuidadosamente los azules y los verdes, ya que si abusas de ellos puedes causar una impresión negativa.

* Ojos azules o grises. Inclínate por los colores claros, los tonos pastel, el violeta, el gris claro y el gris humo. Evita el azul y el verde, ya que no lucirán mucho tus ojos ni tu maquillaje, y lo importante es resaltar tu belleza, no opacarla.

* Ojos verdes. Al igual que los azules, evita aplicarles sombra del mismo tono. La gama de lilas y algunos grises son los más recomendables. Los ojos verdes son muy bellos pero también son los más complicados de maquillar, ya que no todas las combinaciones les favorecen.

El rizador de pestañas es un magnífico aliado, también aplica delineador después de las sombras y antes del rimel.

El delineador azul, verde o gris te da un toque delicado. El clásico negro y el café se ven muy bien en los ojos cafés y en los verdes, sin embargo se ven excesivos en los ojos negros y en los azules. Úsalo en lápiz para una apariencia más suave, o atenúa el delineador líquido aplicando encima sombra del mismo tono.

Busca la combinación perfecta de cosméticos que maticen el efecto y le aporten una inmensa luz a tu mirada.

Acerca del Autor