Parejas de diferentes culturas: algunas recomendaciones

¿Te ha llamado tu atención alguien de una cultura diferente a la tuya? ¿Estás deseoso de conocer qué hay más allá de las chispas que saltan cuando está cerca? ¿Estás dispuesto a arriesgarte, pero no sabes muy bien qué hacer? El fenómeno de las parejas de diferentes culturas no es nuevo, pero sin duda está más aceptado en la actualidad – debido a la aldea global en que vivimos. Antes de que entres de cabeza en una relación con una persona de otra cultura, aquí te damos algunas recomendaciones para evitar que metas la pata: No le pidas a tu pareja que te aclare estereotipos de su cultura. Es de mala educación y poco tacto. Acabar con los estereotipos es una de las pocas buenas cosas que ha intentado hacer la Generación X; seguro que no quieres parecer un ignorante en este tema. Es divertido verlo en una película como Mi gran boda griega, pero no en la vida real.

No llames a sus trajes tradicionales "disfraces" – en muchas culturas esa es la forma de vestir de la gente en el país. ¡Jamás le pidas prestada la ropa de sus abuelos para ir a una fiesta de disfraces! Sería un insulto.

Evita las discusiones sobre política hasta que conozcas a la persona muy bien – a no ser que seas licenciado en Ciencias Políticas, sepas casi todo acerca de la política mundial y puedas tratar el tema con diplomacia.

Debes estar preparado para recibir las miradas indiscretas de gente con mente cerrada. Puede que haya gente que trate de convencerte de que no tengas una relación seria – No cambies tus ideas por lo que te diga la gente y haz lo que tu creas conveniente para ti y tu pareja. Debes estar abierto a sugerencias y opiniones, pero recuerda que solo tú vas a vivir tu vida, así que toma las decisiones que tú quieras. Lo que otros piensan no debe ser nunca un motivo para dejar o seguir con una relación.

Haz el esfuerzo de aprender acerca de las tradiciones de tu pareja. Es un detalle al que se le debe dar atención y le demuestra a la otra persona que estás deseando entenderle mejor.

¡Por lo menos debes ser capaz de localizar su país en el mapa! Interésate por lo que dicen de su cultura, pregunta y sé sincero. Mentir no te llevará a ningún sitio, y puedes acabar insultando a una posible pareja. Lucha por esta relación con la fuerza y sinceridad que lo harías en cualquier otra relación, sin que te importen las diferencias culturales. Si esta persona es la adecuada para ti, aprenderás a admirar esos pequeños detalles como características de esa persona – ¡una persona que atrae tu mente, cuerpo y alma!

Avatar
Acerca del Autor