¿Perdió el juicio Britney Spears?

Britney Spears no logra estar en paz. El jueves hizo un ingreso fugaz en un centro de desintoxicación en la isla de Antigua, lo abandonó el viernes, se rapó el pelo, se arrepintió y compró una peluca y se hizo tatuajes. La diva del pop preocupa a sus seguidores y amigos. ¿Tendrá estrés emocional?

Lo tiene todo: Dos hijos sanos, dinero, fama, amigos. Pero parece que algo anda mal dentro de su cabecita.

Spears, de 25 años, separada hace cuatro meses del padre de sus dos hijos, ingresó por su cuenta en el centro de desintoxicación Eric Clapton, de Antigua (fundado con aportes del músico británico).

Pero al día siguiente lo dejó y salió peor que antes. En lugar de estar centrada, curada y desestresada, la niña terrible se fue derecho a una peluquería de California para raparse a cero.

Según la dueña del salón, Esther Tognozzi, Spears estaba muy decidida, aunque ella trató de persuadirla para que no quedara calva. "La quiero absolutamente afeitada ahora", dijo. Pero la cosa no terminó allí. Una vez calva, la estrella decidió ir a una casa de tatuajes para pintarse el cuerpo.

Angelique Uram, una admiradora de Spears que permaneció en la acera frente al salón de tatuajes mientras la cantante estaba dentro, declaró que estaba desilusionada con la nueva apariencia de la artista.

"Nosotros podíamos verla en el espejo, con la cabeza completamente afeitada", afirmó Uram. "Lucía terrible". Cuando consiguió la calva que quería, se arrepintió y al parecer se fue a comprar una peluca.

¿Qué le pasa? La psiquiatra Melissa P. Anway dijo a Cadena Global que la cantante tiene depresión post parto, empeorada por las presiones que sufre.

Según Anway, Brit tiene contrato con su sello discográfico, le pesan las exigencias de ser una estrella, está mal asesorada en su divorcio y no supera el posparto. Demasiado para una sola persona.

La dueña del local donde se tatuó, Emily Wynne-Hughes, aseguró que la vio fuera de sí, muy inestable y nerviosa. ¿Tiene un ataque de nervios?

Al parecer, la estrella pop esta pasando por un "emotional breakdown", un cuadro psicológico que se caracteriza por la indecisión, el estrés, el cansancio y los actos impulsivos como raparse y arrepentirse.

Avatar
Acerca del Autor