Peritos buscan nuevos medios contra violencia

WASHINGTON - Peritos de varios países, principalmente centroamericanos, emprendieron el miércoles la búsqueda de nuevos procedimientos en la lucha contra la violencia en una conferencia en la cual participaron por primera vez representantes de instituciones financieras internacionales.

"Una las bases de la violencia juvenil es la falta de empleo", declaró Ernesto Bardales, director de la organización JHA-JA de Honduras. "La participación de las organizaciones financieras puede hacer la diferencia en la campaña".

JHA-JA (Jóvenes Hondureños Adelante, Juntos Avancemos) es sólo una de varias organizaciones no gubernamentales que también participaban en la conferencia, promovida por la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

"Queremos empezar a plantear nuevas alternativas", dijo José Miguel Cruz, director del Instituto de Opinión Pública de la Universidad de Centroamérica en El Salvador. "A los planteamientos del pasado les falta mucha cobertura y continuidad".

El interés de la conferencia está centrado en los países de Centroamérica debido a que se les considera como foco de los mayores brotes de violencia juvenil, principalmente a través de las pandillas conocidas como maras.

Entre los participantes figuraron también ex pandilleros, como Manuel Jiménez, quien desde que dejó el pandillaje en 1997 ha participado como extra en varias películas y fundó Suspect Entertainment, una empresa de producción en Hollywood que abre oportunidades a jóvenes en riesgo en la industria del entretenimiento.

Los expositores resaltaron como factores germinales del pandillaje la existencia de familias disfuncionales y pobreza, y consideraron que la influencia de pandilleros centroamericanos expulsados de Estados Unidos ha sido un factor preponderante sólo al comienzo del actual fenómeno.

Alberto Concha Eastman, de la OPS y presidente de las deliberaciones, destacó el hecho de la participación por primera vez de representantes del Banco Interamericano de Desarrollo y Banco Mundial.

Dijo que se esperabaque esasinstituciones "pongan en un nivel más alto de atención" el fenómeno de la violencia como factor social que requiere una atención en el campo económico.

"De aquí en adelante queremos hacer otras cosas y empezar a generar otros planteamientos", afirmó. Según WOLA (Oficina para América Latina en Washington), una organización de análisis regional, la violencia juvenil en Centroamérica es un problema grave y amenaza el orden público en Guatemala, El Salvador y Honduras, así como el sureste de México y algunos lugares de Estados Unidos.

En un memorándum distribuido en la conferencia, WOLA sostiene que si bien el problema exige una respuesta de los gobiernos, ésta no debe ser como hasta ahora la imposición de estados de emergencia sino más bien una actitud "firme pero mesurada y objetiva". En el año 2000 murieron 1,6 millones de personas a consecuencia de la violencia, lo que iguala el número de muertes por tuberculosis y supera al de la malaria, según un estudio sobre la violencia en el mundo realizado por primera vez por la Organización Mundial de la Salud, institución matriz de la OPS.

Avatar
Acerca del Autor