Piden más estrategias para controlar la diabetes

Los gobiernos deberían invertir más en estrategias a largo plazo para controlar la epidemia de diabetes, sobre todo la de tipo 2 que afecta a 200 millones de personas.

Un grupo de expertos realizaron esta petición durante el II Congreso Mundial sobre el Envejecimiento de la Población, que tiene lugar en St. Gallen (Suiza) y que se clausura el viernes.

Esas innovadoras estrategias deberían hacer un uso eficiente de los recursos limitados y favorecer la promoción eficaz de la salud, el uso apropiado de los nuevos tratamientos y un acercamiento personal al paciente, indicaron los expertos.

A medida que la población envejece y dado el aumento de la obesidad y de otros factores de riesgo, se espera que el número de personas afectadas en el mundo por la diabetes de tipo 2 se eleve en más del 20% hasta 2025. Casi 60 millones de personas sufrirán de esa enfermedad en Europa en 2025, siendo ahora unos 48 millones, alertan los expertos.

Entre un 85 y un 90% de los casos son de diabetes de tipo 2, que afecta habitualmente a personas mayores de 45 años y estar provocada por sobrepeso, falta de ejercicio y otros factores.

Es una enfermedad que no precisa la administración continua de insulina aunque está considerada como grave por los científicos, ya que puede conducir a una muerte prematura derivada, sobre todo, de enfermedades cardiovasculares.

Así, en un momento en el que las tendencias demográficas actuales hacen necesario que los gobiernos ayuden a los ciudadanos a mantenerse más sanos y activos durante más tiempo, la epidemia de diabetes podría crear el efecto contrario, advierten los estudiosos.

Además de constituir un problema sanitario, la diabetes podría tener un impacto económico importante en los sistemas y presupuestos nacionales de salud, debido a los costes de los tratamientos y a las pérdidas ocasionadas por las bajas laborales, el aumento de la mortalidad y la baja productividad de los enfermos y de sus familias.

Los costos directos asociados a los cuidados de la diabetes y a sus complicaciones podrían alcanzar los 400.000 millones de dólares en 2025, lo que supondría un aumento de entre el 7 y el 13% del gasto total en salud en el mundo.

“ Cuando miramos el crecimiento potencial de la diabetes y el envejecimiento de la población, es imperativo reducir la carga de esa enfermedad ” , dijo el profesor de Economía de la Salud de la Escuela de Economía de Estocolmo, Bengt Jonsson, quien presidió la sesión.

Acerca del Autor

Edición Impresa