Pistons obligan a un séptimo encuentro

SAN ANTONIO - El próximo campeón de la NBA no se conocerá sino hasta dentro de dos días, cuando concluya el séptimo partido de una serie final que de pronto se tornó reñida.

Chauncey Billups, Richard Hamilton y los Pistons de Detroit no estuvieron dispuestos a ceder su título, y los Spurs de San Antonio, de Tim Duncan y Manu Ginóbili no lograron arrebatarles la corona la noche del martes.

Gracias a los disparos de sus escoltas y a varias jugadas cruciales de Rasheed Walace en las postrimerías del duelo, los campeones defensores mostraron la resistencia que los ha llevado a grandes triunfos y derrotaron a San Antonio por 96-86 en el sexto encuentro de la final de la NBA.

La serie se definirá en un séptimo encuentro por primera vez desde 1994. "Podemos pelear contra todos los pronósticos", dijo Wallace. "Mucha gente pensaba que quedaríamos eliminados esta noche, y ellos tenían lista la champaña y todo, pero, '¡sorpresa!' vamos a jugar el jueves".

Billups encestó cinco de los ocho triples de Detroit, que igualó la productividad de larga distancia que había mostrado en sus cinco duelos anteriores sumados. Billups totalizó 21 puntos, Hamilton tuvo 23 y Wallace añadió 16, por los Pistons, que jugaron a tope, al estar al borde de la eliminación, justo como lo hicieron en la final de la Conferencia del Este, contra Miami, ese mismo mes.

El técnico Larry Brown ganó un encuentro de postemporada por 100ma ocasión en la NBA, rompiendo un empate con Red Auerbach, y colocándose como el tercer piloto con más triunfos en la historia de la liga.

Al final del partido, se dio un abrazo con su colega de los Spurs, Gregg Popovich.

Avatar
Acerca del Autor