Polémica en Portland

Escrito el 02 Nov 2007
Comment: Off
PORTLAND, Oregon - Una propuesta para ponerle el nombre del sindicalista César Chavez a una calle de Portland ha generado una prolongada controversia entre dos grupos, latinos a favor del plan, mientras que los residentes del sector norte que se oponen a la idea.

El tema se ha polarizado tanto que el alcalde Tom Potter abandonó súbitamente una reunión del concejo municipal donde se debatía el asunto.

Los grupos latinos no se han mostrado por tolerantes para llegar a un compromiso, de que se nombre otra calle que no sea la Avenida Interestatal.

"No sé lo que quiere decir la gente cuando habla de llegar a un acuerdo, cuando la gente en mi comunidad siente que ya tenemos un acuerdo, a diario llegamos a un acuerdo", dijo Marta Guembes, codirectora del comité del Bulevard César E. Chávez Bulevar.

Chávez, un organizador sindicalista y activista , uno de los fundadores del Sindicato de Trabajadores Agrícolas -UFW por sus siglas en inglés- falleció en 1993. La idea de hacerle un reconocimiento comenzó a dar vueltas en la comunidad latina pocos años después de su muerte. Finalmente, en julio, un grupo de proponentes se reunió con el alcalde. Potter aceptó la idea y los líderes latinos esperaban poca oposición para cambiarle de nombre a la Avenida Interestatal ya que el concejo solamente enfrentó una oposición silenciosa cuando le cambió el nombre a Rosa Parks, la legendaria activista de derechos civiles.

Los miembros del comité de Chávez acordaron seguir el proceso de comentario público requerido por los miembros del Concejo de la ciudad. El período de comentarios se convirtió en una fuerza de oposición mucho mayor de la anticipada.

Mucha de esa oposición vino de una fuente predecible, propietarios de comercios que se quejaron porque cambiarle el nombre a la calle le costaría dinero a ellos. Pero a ellos se les unieron los residentes del norte de Portland que desde hace mucho tiempo se han sentido olvidados por el Ayuntamiento.

El alcalde le echó la culpa de la hostilidad al temor a cambiar, y en algunos casos, al racismo.

Los detractores del cambio de nombre de la calle se sienten ofendidos de ser calificados como racistas. Dicen que lo único que buscan es preservar el nombre Interestatal, que tiene una larga historia.

Nadie sabe a ciencia cierta qué efecto tiene sobre el tema la salida de Potter de la reunión. El alcalde dice que el sigue oponiéndose a abrir el debate para incluir el cambio de nombre de otras calles.

"Yo, personalmente, me sentiría orgulloso de tener una calle frente a mi casa que se llamara César Chávez, pero no creí que eso vaya a suceder", aseveró Potter. "Lo que escucho en todo esto es que todos quieren rendirle homenaje a Chávez, siempre y cuando no sea en su vecindario", advirtió.

Avatar
Acerca del Autor