Pontifican sobre la guerra sin “vivirla”

Escrito el 17 Apr 2007
Comment: Off
WASHINGTON - En la campaña presidencial del 2008 se habla a diestra y siniestra sobre la guerra. Pero casi ninguno de los precandidatos tiene experiencia militar.

De los candidatos con más posibilidades, el republicano John McCain es el único que sirvió en las fuerzas armadas y estuvo en una guerra.

¿Influye haber ido a la guerra?

"La guerra le enseña muchas cosas a uno, pero no creo que haga de uno un candidato a la presidencia más calificado", opinó Edward Ferrari, un veterano de la Armada, de 76 años.

"Uno aprende sobre el honor y el deber. Supongo que esas cosas uno las puede aprender en otros sitios". Las encuestas indican que el tener antecedentes militares puede ayudar a un candidato pero no es considerado un requisito. Muchos opinan que el haber servido como gobernador de un estado, como legislador o como ejecutivo de una empresa lo prepara mejor a uno para ser presidente que el haber sido general o almirante.

La lista de candidatos para el 2008, por otra parte, deja en claro que se está produciendo un recambio generacional y varios de los aspirantes a la presidencia son demasiado jóvenes como para haber sido reclutados para la guerra de Vietnam, cuando el servicio militar era obligatorio. Además, la gente está cansada de la guerra en Irak y no parece empeñada en colocar un combatiente en la Casa Blanca.

"Estamos hartos de la guerra y sospecho que esto va a durar una década", afirmó Stephen J. Wayne, profesor de gobierno de la Universidad de Georgetown.

Para personas como Richard Land, director de políticas públicas de la Southern Baptist Convention, es importante haber peleado una guerra. "Cuando uno es héroe de guerra, no tiene tanto que demostrar en cuanto a sus cualidades personales", expresó, para luego comparar a McCain con el ex alcalde de Nueva York Rudy Giuliani, quien encabeza las encuestas entre los republicanos. Giuliani no sirvió en las fuerzas armadas.

Avatar
Acerca del Autor