PRI favorito en elección clave de México y golpea a izquierda

MEXICO DF - El PRI, que gobernó México por 71 años ininterrumpidos y quiere recuperar la presidencia, aparece como favorito para ganar una elección estatal clave el domingo, lo que sería un balde de agua fría para las aspiraciones de la izquierda de llegar a la primera magistratura en el 2006.

Aunque el Partido Revolucionario Institucional (PRI) perdió la presidencia en el 2000 cuando el actual mandatario, Vicente Fox, le ganó en históricos comicios, todavía sigue teniendo mucha fuerza ya que controla con su mayoría relativa el Congreso federal y gobierna en la mitad de los estados del país.

Las elecciones en el estado de México -que rodea la Ciudad de México y ya es gobernado por el PRI- son consideradas como un laboratorio político de lo que ocurrirá en el proceso electoral para suceder a Fox el próximo año, debido a que es la entidad más poblada del país con unos 14 millones de habitantes.

El candidato del PRI, Enrique Peña, lidera ampliamente las encuestas para la gobernación del estado. Mientras, Yeidckol Polevnsky, la candidata del izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD) ocupa en algunos sondeos un lejano tercer puesto.

El PRD es el partido del alcalde de la capital mexicana, Andrés Manuel López Obrador, favorito en las encuestas para ganar las presidenciales del próximo año y quien ha sido muy activo en apoyar la campaña de Polevnsky.

Analistas consideran que esto podría significar un tropiezo para López Obrador, quien es inmensamente popular en la capital pero su partido tiene poca presencia en la mayoría de los estados debido, en parte, a una falta de organización en sus filas por conflictos internos.

"Si el PRD no se pone las pilas y constituye una maquinaria con la suficiente fortaleza para apoyar a López Obrador creo que el PRI tiene amplias posibilidades de recuperar el poder en el 2006," dijo Marcela Bobadilla, politóloga del Instituto Mexicano de Estudios Políticos (IMEP).

El proceso en el estado de México servirá para que los partidos fijen su estrategia en la búsqueda de votos rumbo a los comicios del 2006, agregó Bobadilla. Peña, quien ha recibido denuncias de sus adversarios de haber violado leyes electorales por un supuesto rebase de topes de fondos de campaña, realizó una agresiva propaganda en radio, televisión y anuncios gigantes.

En contraste, Polevnsky, ha declarado que en ocasiones el PRD no la apoyó lo suficiente y que hubo poca organización en su fallida campaña proselitista.

"Ha faltado compromiso de compañeros del PRD, le ha faltado recursos, le ha faltado mayor organización, hasta donde sé el PRD no cuenta con un manual para hacer campaña," dijo Polevnsky, quien no repuntó en los sondeos pese a que ofreció programas sociales muy populares en la alcaldía de López Obrador.

Las cosas no parecen mucho mejor para el Partido Acción Nacional (PAN), del presidente Fox, en las elecciones en el estado. En el más reciente sondeo, las preferencias a favor de Rubén Mendoza, candidato del PAN, se redujeron considerablemente. Observadores han dicho que el PAN ha sido castigado por el desencanto entre muchos ciudadanos con el gobierno del conservador Fox, cuya aprobación ha venido a la baja desde los altos niveles que alcanzó cuando asumió la presidencia.

En los sondeos rumbo a los comicios presidenciales aparece en segundo lugar el presidente del PRI, Roberto Madrazo, y en tercer lugar Santiago Creel, ex ministro de Gobierno (Interior) y operador político de Fox.

Pero otros sondeos que no incluyen nombres de posibles candidatos, sino sólo partidos, le dan una ligera ventaja al PRI en las presidenciales del próximo año.

"No hay nada que garantiza la victoria de López Obrador, el partido tiene problemas de organización, sin embargo la ventaja que tiene a un año es muy grande y no descarto que pueda ganar," dijo el analista José Antonio Crespo, del Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE).

Avatar
Acerca del Autor