Public Enemies

"No había ningún indicio de dureza en él, ninguna evidencia en la presencia alertada de la policía armada de que hubiese pasado sus años formativos en una penitenciaría. No tenía nada del desprecio de un criminal... Mirándole por primera vez...se le puede clasificar como el espécimen más increíble de su tipo que jamás se haya visto fuera de una película de una imaginación desbordada."

-Chicago Daily News reportando acerca de Dillinger en una conferencia de prensa en la cárcel de Lake County,Enero de 1934

A través de numerosos ensayos, libros, canciones y películas que han contado historias fascinantes de la Gran Depresión, Michael Mann ha estado interesado durante mucho tiempo en examinar la turbulenta era a través de la experiencia de un criminal que se convirtió en un héroe popular para toda una generación. Los norteamericanos a principios de los años 30, que vieron desaparecer sus ahorros de toda una vida y quedaron en el paro y hambrientos, encontraron un héroe en un hombre que robaba y retaba a los bancos que habían originado el colapso y al gobierno que no había sido capaz de arreglarlo: John Herbert Dillinger.

Mann, quien había escrito previamente un guión acerca de esa época-acerca del conocido ladrón de trenes y bancos Alvin Karpis-explica el atractivo de Dillinger: "Dillinger, probablemente el mejor ladrón de bancos de la historia de Norteamérica, solo duró 13 meses. Salió en libertad condicional en 1933 y el 22 de julio de 1934 estaba muerto. Dillinger no salió de la cárcel; explosionó en el paisaje. Y lo iba a tener todo y lo iba a conseguir inmediatamente." "Al atracar los bancos," continúa el director, "y burlar al gobierno…para la gente maltratada por la Depresión es como si él hablara en su nombre. Era un bandido célebre, un héroe populista."

Universal Studios Home Entertainment.

Acerca del Autor

Edición Impresa