Que regrese a México el penacho

CIUDAD DE MÉXICO - Partidos de oposición austriaca defendieron en la Comisión de Exteriores del Parlamento la devolución a México del supuesto penacho del emperador azteca Moctezuma, conservado en Viena y considerado uno de los símbolos de esa cultura indígena.

La reliquia se conserva en el Museo de Etnología de Viena y la argumentación de las dos formaciones opositoras es agradecer a México que en 1938 fuera el primer país en protestar por la anexión de Austria a la Alemania nazi, informó el Legislativo en una nota pública. Los diputados socialdemócratas Peter Schieder, Ulrike Lunacek y Wolfgang Zinggl aseguraron que el tocado de plumas tiene un simbolismo especial para México y que Austria podría conformarse con la copia que actualmente se expone de la pieza azteca en el Museo de Antropología en Ciudad de México.

Por el contrario, el democristiano Partido Popular (OeVP) del canciller federal Wolfgang Schüssel, aseguró que no existe urgencia alguna en ocuparse del asunto dado que los expertos ponen en duda el penacho perteneciera a Moctezuma, por lo que han aplazado las posteriores deliberaciones sobre una devolución.

En otoño se celebran elecciones legislativas en Austria y aunque los socialdemócratas se encuentran por debajo del OeVP según las encuestas, una posible coalición de la izquierda con los Verdes podría llevarles a la Cancillería y acelerar la restitución del penacho, según analistas políticos austríacos.

Ante la comisión comparecieron dos expertos, el profesor universitario Ferdinand Anders, y Christian F. Feest, director del Museo de Etnología de Viena y doctor en antropología.

Feest aseguró que desde hacía muchos años se había demostrado que ésa no era la corona de Moctezuma ya que los monarcas Aztecas no utilizaban tocados de pluma y que la medida, basada en "prejuicios" sentaría un precedente en el mundo museístico de graves consecuencias.

"Lo que podemos decir con seguridad es que esta pieza no es de Moctezuma. Hay muchas razones, pero la más fácil de comprender es que los soberanos aztecas nunca utilizaron piezas decorativas como esta en la cabeza, sino una diadema turquesa como señal de poder", declaró Feest.

El penacho del emperador Moctezuma Xocoyotzin (1466-1520) es un tocado de plumas de quetzal engarzadas en oro y piedras preciosas, y según el museo de etnología pudo llegar a Austria en el siglo XVI, se le perdió la pista, y ya en el XIX, apareció en la colección privada de un aristócrata austríaco.

La reliquia, que se dice fue un signo de poder del emperador azteca, se ubica dentro de la colección del museo austríaco denominado "Tesoros del México Antiguo".

Moctezuma era el emperador de los aztecas cuando llegó a territorio mexicano el conquistador español Hernán Cortés, en el primer cuarto del siglo XVI.

Avatar
Acerca del Autor