Recesión no Afecta Bolsillo de los Coyotes

NUEVA JERSEY — Pese a la crisis económica que tanto ha afectado a todos los sectores del mundo, para los “coyotes” o “polleros”, como se conoce a los que lucran con el traslado ilegal de inmigrantes indocumentados, el negocio sigue siendo próspero.

“En septiembre pasado me asusté porque el negocio bajó un 50%” explica Jorge, un salvadoreño que lleva trabajando como coyote más de 10 años. “Pero la verdad es que poco a poco se ha ido levantando, pese a que el precio de la traída subió casi mil dólares”, subraya.

El trabajo de Jorge, concretamente, es el de traer personas desde las ciudades fronterizas de Phoenix y Tucson, Arizona, hasta los estados de Carolina del Sur, Carolina del Norte, Maryland, Nueva York y Nueva Jersey, este último donde vive con su esposa y dos hijos.

“Me hago uno o hasta dos viajes al mes, eso me da para mantener a mi familia”, afirma en tono confiado. “De los cinco mil dólares, que cobra el pollero para traer a cada persona desde Guatemala, a mi me quedan más o menos 800 por cada uno y en cada viaje trato de traer para estos estados como 8 o 10, depende los que logren cruzar”, puntualiza.

Sergio Goques es un guatemalteco que fue traído por Jorge hace dos meses y que ahora reside en Plainfield; él pagó 5 mil dólares y aunque la travesía no fue nada fácil, afirma que por lo menos “aquí la situación está mejor que en mi país, porque con lo que me gano en un día puedo comer toda una semana”.

Goques trabaja como jardinero y por un día de trabajo se gana alrededor de 50 dólares, con esa cantidad explica: “Pago 35 dólares en un restaurante para que me den almuerzo y yo con una sola comida al día tengo.

Acerca del Autor