| 12-Dec-2017 11:45:36 pm

¿reducir el riesgo de cáncer? 60 Alimentos Que Debes Incluir En Tu Dieta

La verdad es que sólo oír la palabra cáncer nos pone en alerta, asusta e intimida, y no es para menos. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), es la principal causa de muerte a nivel mundial; el 2015 se le atribuyeron a esta enfermedad 8,8 millones de defunciones, siendo los cinco tipos más mortales el de pulmón, hepático, colorrectal, gástrico y mamario. En Chile, según cifras del Ministerio de Salud, es la segunda causa de muerte para ambos sexos, con un 24,6% del total de muertes.
Y aunque todavía nos falta mucho camino por recorrer para encontrar alguna cura, investigaciones como las desarrolladas por Khayat sólo aportan esperanza. El oncólogo francés sostiene que la mala alimentación es la responsable del 20% de los diferentes tipos de cáncer, no sólo porque no comemos lo que debemos, sino también por la forma en que cocinamos nuestros alimentos. Entonces, ¿qué nos propone en este libro que desarrolló junto a su hija pastelera de profesión, Cécile? Demostrarnos que sí es posible preparar platos deliciosos y saludables al mismo tiempo, para que comer sano se convierta en un verdadero placer. Se trata de una guía práctica para la cocina diaria, con información rigurosa y detallada de los beneficios, propiedades nutricionales y anticancerígenas de 60 productos, pero también explica cuándo debes comprarlos y cómo debes combinarlos y cocinarlos para que conserven su sabor y no pierdan ninguna de sus excelentes propiedades. El doctor Khayat es quien sostiene que la tasa de cáncer de mama es mucho mayor en las mujeres estadounidenses que en las japonesas, de acuerdo a las cifras. Si se contrastan los hábitos alimenticios de las mujeres en estas dos culturas es posible encontrar diferencias fundamentales y llegar a la conclusión de que las mujeres estadounidenses consumen muchas más comida rápida o prefabricada, mientras que las japonesas, en general, mantienen una alimentación más orgánica y balanceada.
El oncólogo, a su vez, apoya su estudio en el análisis de casos de mujeres japonesas que tuvieron que emigrar a Estados Unidos y adquirieron los hábitos alimenticios de ese país, concluyendo que la segunda generación de emigrantes (las hijas de esas japonesas que abandonaron su país natal), comienzan a mostrar una tasa más elevada de cáncer. ¿Por qué? Por el cambio en la dieta y los hábitos alimenticios.
Mientras que el cáncer es una enfermedad genética, explica Khayat, la nutrición juega un papel importante en su aparición. Libros como los de él han tomado cada vez más relevancia en la discusión médica acerca del impacto de la comida en las diferentes enfermedades que padecemos y debemos tratar, desde una simple gripe hasta el temido cáncer.
Los alimentos para amar
"¿Podemos hacer algo para intentar reducir el riesgo de que ese mecanismo infernal –el cáncer– se active y se establezca en nuestro cuerpo? La respuesta es sí, y es una suerte", dice el doctor Khayat en su libro. ¿Nuestra recomendación? Comprarlo y aprender a preparar sus 120 recetas, todas deliciosas, porque sí o sí serán beneficiosas. Mientras, estos son algunos de los alimentos y sus propiedades anticancerígenas:
Açaí. Protege todo el sistema digestivo.
Acelga. Protege contra el estrés oxidativo y al colon.
Aceite de oliva y aceitunas. Acción antioxidante, principalmente del ADN, protección contra el cáncer de mama y colon.
Ajo. Protección del sistema digestivo.
Albahaca. Limita la oxidación de las grasas y el crecimiento y proliferación de tumores.
Arándanos. Protección del sistema digestivo, en particular del colon.
Arroz integral. Protección de las células, del ADN y del sistema gastrointestinal, especialmente del colon.
Bayas de Goji. Antiinflamatorias, favorecen la destrucción de las células dañadas.
Betarraga. Protege las mamas, el pulmón, y es beneficiosa para el hígado.
Brócoli. Protección de los aparatos digestivo, respiratorio y de las mamas.
Cebollín. Protección de todo el sistema digestivo y de las mutaciones del ADN.
Ciruela. Acción antioxidante y preventiva, es benéfica para el hígado.
Cúrcuma. Potente antioxidante, protege y ayuda a luchar contra numerosos tipos de cáncer.
Frutilla. Protección del tubo digestivo, limita las mutaciones del ADN y favorece la capacidad antioxidante de la sangre.
Kiwi. Protección del sistema sanguíneo y del colon.
Lácteos. Protección del colon, efecto protector global en las mujeres.
Ostras. Protección de la zona colorrectal, de la próstata y de las mamas.
Palta. Protege el intestino y colon, y es beneficiosa en las mujeres menopáusicas.
Rabanitos. Protector de los pulmones, de las mamas y del sistema gastrointestinal.
Repollo. Acción protectora de los pulmones y del aparato digestivo.
Rúcula. Protección de los pulmones, del páncreas, del colon y de los ovarios.
Setas. Estimulan el sistema inmunológico, protegen el estómago y colon.
Soya. Prevención de los cánceres hormonodependientes si se consume antes de la menopausia.
Tomate. Protección de la cavidad bucal, del aparato digestivo e intestinal, de la próstata.
Zanahoria. Protección del pulmón en personas no fumadoras, del esófago, las mamas y el útero.
Zapallo italiano. Protección del estómago, el colon y las mamas.

Acerca del Autor
La Voz is celebrating its 20th year anniversary this year. Email: lavoz@bmi.net Phone: (509)545-3055 Mail: P.O.Box 1023 Pasco, WA 99301

Edición Impresa