Reforma migratoria generará enorme gasto

WASHINGTON, D.C. - La controvertida reforma migratoria, que permanece estancada en el Legislativo y sin visos de ser aprobada este año, podría aumentar los gastos fiscales en unos 126 mil millones de dólares en la próxima década, según un análisis de la Oficina de Presupuesto del Congreso (CBO).

Casi la mitad de los gastos corresponderían a que los nuevos inmigrantes legalizados podrían reclamar beneficios en programas para sus hijos, Seguridad Social y seguros de salud.

El documento de la CBO, difundido el martes, es considerado como el más completo estudio sobre la reforma por los representantes ante la Cámara Baja y el Senado.

La reforma migratoria propuesta por el presidente George W. Bush en enero de 2004, mantiene divididos a los republicanos en ambas cámaras del Congreso, muchos de los cuales se oponen a la aprobación de beneficios migratorios para los indocumentados.

El representante republicano James Sensenbrenner logró que la Cámara de Representantes aprobase en diciembre pasado medidas draconianas contra los inmigrantes, entre ella la criminalización de los indocumentados y de las entidades que les den cobijo en EU.

El representante republicano ante la Cámara Baja Tom Tancredo, que apoya medidas drásticas para atajar el flujo de indocumentados, dijo que los costos del plan de reforma de inmigración del Senado jamás fueron tenidos en cuenta.

Tancredo, uno de los principales opositores de la inmigración ilegal, encabeza la lucha contra el proyecto de ley aprobado por el Senado el pasado 25 de mayo, y que deberá ser armonizado con el que recibió luz verde de la cámara baja en diciembre pasado.

El informe de la CBO sobre los gastos extraordinarios que generaría la eventual reforma de inmigración, también calcula que los ingresos del Gobierno en el mismo período -de 2007 a 2016-, podrían rondar los 1,700 millones de dólares, por el pago y multas para el programa de trabajadores huéspedes y trabajadores agrícolas. Otros cálculos de ingresos en esa década de parte de los inmigrantes incluyen cerca de 44 mil millones de dólares en concepto de pago de impuestos, pero sólo si el proyecto de ley se modifica, según el análisis.

La investigación de la CBO entregada al Congreso el pasado fin de semana y divulgada hoy, señala que el aumento de los gastos fiscales de EEUU será como consecuencia de los beneficios sociales a millones de nuevos inmigrantes legales y el aumento de la vigilancia en la frontera.

Avatar
Acerca del Autor