Reforma migratoria,otra vez en discusión

Escrito el 28 Jun 2007
Comment: Off
WASHINGTON - El Senado el martes resucitó el proyecto de ley de inmigración que podría legalizar a millones de indocumentados, pero el endeble acuerdo enfrenta las mismas amenazas que lo descarrilaron a principios de mes. La Casa Blanca y los arquitectos republicanos y demócratas del proyecto se felicitaron por la votación que dio nueva vida a la ley, y pronosticaron que sería aprobada esta semana.

Pero su victoria resultó fugaz, ya que joras después los adversarios republicanos recurrieron a tácticas dilatorias. Los conservadores lograron aplazar hasta el miércoles el tratamiento de un paquete de enmiendas cuyo objetivo sería allanar el camino para la aprobación final.

Recurrieron al reglamento del Senado para exigir que se leyera de viva voz el paquete de 373 páginas, y sólo cedieron cuando el titular de la mayoría, el demócrata Harry Reid, aceptó aplazar la votación.

Este fue apenas el primero de una serie de obstáculos enormes en el camino del proyecto. El Senado debe tratar 26 enmiendas, formuladas en su mayoría por senadores que intentan modificar elementos cruciales de la norma, con la posibilidad de restarle apoyo o ganarle nuevos partidarios.

Después, el proyecto debe superar una nueva votación crítica el jueves. Y no hay garantías de que tendrá votos suficientes para ser aprobada.

Los partidarios del proyecto necesitan 60 votos para superar obstáculos de procedimiento y permitir que sea discutido. Una prueba similar se efectuó hace algunos días, y el proyecto sólo consiguió 45 partidarios, apenas siete de ellos republicanos.

La medida debe superar otro obstáculo, posiblemente el jueves, que también requerirá el respaldo de 60 senadores. No hay todavía garantías de que atraerá inclusive una mayoría simple que requiere para ser aprobada. El Senado se disponía a votar, posiblemente el martes en la tarde, unas dos docenas de enmiendas, que pueden obtener nuevos partidarios o socavar el apoyo. Bush dijo el martes que la medida debía ser respaldada. "Es un buen proyecto de ley", indicó, aunque "es también un proyecto difícil ... un sector no obtiene todo lo que deseaba". Bush formuló esas declaraciones a líderes empresariales y representantes de comunidades hispanas, de grupos religiosos y de sectores vinculados con el agro.

El senador demócrata Edward M. Kennedy, un arquitecto del proyecto, también habló en un tono similar. "Esto tal vez no sea perfecto", dijo, "pero es la mejor posibilidad de hacer algo significativo y sustancial, y creo que el proyecto es bueno". En El Salvador, el presidente Tony Saca dijo el martes que tiene "esperanza" de que se llegue a un acuerdo entre la Casa Blanca y los partidos políticos, aunque reconoció que el tema es complicado.

Avatar
Acerca del Autor