Renuncia por un amor

NUEVA YORK - Quince meses después de llegar a Boeing para dejar atrás una serie de escándalos, Harry Stonecipher dejó este lunes su cargo de presidente ejecutivo la compañía aeronáutica, forzado por su relación extra matrimonial con una directiva de la firma.

La decisión sorprendió a los analistas de Wall Street, que no habían tenido sino elogios para la gestión del ejecutivo, a quien se le atribuye el éxito que ha tenido la compañía en recuperar su posición de mercado y hacer subir el valor de sus acciones.

Avatar
Acerca del Autor