| 19-Nov-2017 01:47:33 pm

Representantes aumentan multas por indecencia en radio y Televisión

WASHINGTON - Ante la molestia causada por la transmisión de incidentes como el "desperfecto de vestuario" de Janet Jackson durante el Super Bowl el año pasado, la Cámara de Representantes aprobó el miércoles por abrumadora mayoría un proyecto de ley que autoriza multas sin precedentes por indecencia.

Rechazando las críticas de que las multas debilitarán la libertad de expresión y homogeneizarán los contenidos en radio y televisión, los defensores del proyecto de ley dijeron que las cuantiosas multas son necesarias para impulsar a los acaudalados medios de comunicación a limpiar su programación y ayudar a garantizar a los padres que sus hijos no estarán expuestos a material inapropiado.

La medida, aprobada con votación 389-38, aumenta la multa máxima de 32.500 dólares a 500.000 dólares para una empresa y de 11.000 dólares a 500.000 para un artista individual. El proyecto de ley gozaba de amplio apoyo de legisladores de ambos partidos sobre incidentes como el "desperfecto de vestuario" que dejó al descubierto el seno de Jackson durante el espectáculo del medio tiempo del Super Bowl del 2004.

"Esta multa hace que los medios se sienten y tomen nota", dijo el representante republicano Joe Barton, presidente de la comisión de Energía y Comercio que envió el proyecto de ley a la cámara en pleno. "Esta legislación brinda grandes avances para que las familias puedan regresar a su sala" a ver televisión.

La Casa Blanca expresó en un comunicado que apoya sin reservas el proyecto de ley que "hará la televisión de transmisión abierta y la radio más apropiada para la audiencia familiar".

El Senado evalúa una propuesta similar. Cualquier diferencia que surja entre ambas versiones deberá resolverse antes de que sea enviada al presidente George W. Bush para que le dé el ejecútese. El año pasado las dos cámaras fracasaron en sus intentos por lograr un acuerdo.

Los opositores dijeron estar preocupados porque multas más cuantiosas impuestas por la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC por sus siglas en inglés) generen una mayor autocensura por parte de los medios de comunicación y creen dudas entre los artistas sobre la definición de "indecente".

Citaron el ejemplo de varias afiliadas a ABC que se negaron a transmitir el año pasado la película de guerra "Saving Private Ryan" por temores de que la violencia y algunas palabras obsenas incluidas en el filme les provocaran multas, aun cuando la cinta ya había sido transmitida por televisoras de transmisión abierta.

"Pondríamos al Estado Omnipresente a decidir qué es arte y qué es libertad de expresión", dijo el representante demócrata Jan Schakowsky, quien se opuso al proyecto de ley. "Veríamos aumentar la autocensura y la censura a nuevas e indeseables alturas".

Los padres - no el gobierno - son los mejores jueces de lo que sus niños debían ver y oír, dijo el representante demócrata Henry Waxman. "Nadie sabe cuándo el trabajo creativo de alguien se convertirá en la definición de una violación de indecencia de otro", dijo Waxman. La FCC ha aumentado la vigilancia sobre el contenido indecente. Tal vez lo más notable haya sido una multa de 550.000 dólares a CBS por el "desperfecto de vestuario" de Jackson. El presentador radial Howard Stern también ha sido multado varias veces.

Las multas por programación indecente superaron los 7,7 millones de dólares el año pasado. Hace cuatro años, el total apenas alcanzaba los 48.000 dólares.

Acerca del Autor

Edición Impresa