Resurge violencia en Oaxaca

OAXACA, México - La policía usó gas lacrimógeno para impedir que miles de manifestantes de izquierda llegaran a la sede de un festival folklórico internacional en Oaxaca, en el peor incidente de violencia en la atribulada ciudad desde noviembre.

Los últimos reportes hablan de más de 40 detenidos, cerca de 60 heridos e incalculables destrozos en la ciudad.

Los manifestantes lanzaron rocas y quemaron vehículos el lunes, al buscar continuar la marcha hacia un estadio donde se realizaría la festividad conocida como la Guelaguetza desde el 23 de julio. La policía respondió con gas lacrimógeno y piedras.

Hay "42 detenidos que están en los separos (celdas provisionales) de la Policía Ministerial, (...) de los heridos solamente uno de ellos es de gravedad con un traumatismo craneoencefálico", se trata de un hombre de 41 años, dijo a la emisora W Radio Héctor Pablo Ramírez, secretario técnico del gobierno de Oaxaca.

Entre las personas lesionadas se encuentran 12 policías que fueron heridos levemente por golpes con piedras que arrojaron los manifestantes. El enfrentamiento se produjo cuando unos 1,500 miembros de la Asociación Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO, izquierda), intentaron ocupar el auditorio de la ciudad, que estaba siendo resguardado por unos 500 policías y soldados.

La pintoresca ciudad colonial se vio paralizada por la violencia política durante cinco meses en el 2006, cuando manifestantes tomaron control de su zona centro e impidieron que se realizara la Guelaguetza.

Acerca del Autor