Retoman debate a favor de una reforma migratoria

PATERSON, NUEVA JERSEY – La reforma de inmigración para favorecer a 12 millones de indocumentados no sólo dependerá del gobierno y los legisladores, sino de la presión que ejerza la comunidad, según se indicó en un foro realizado ayer en esta ciudad. Lucilo Santos, presidente de la Organización Domínico Americana de Nueva Jersey, dijo que el hoy presidente electo, Barack Obama, se comprometió con líderes hispanos en impulsar la reforma migratoria en su primer año de gobierno. “Eso lo sostuvo en reunión con el senador Bob Menéndez durante su campaña”, manifestó Santos refiriéndose a las palabras del legislador en un encuentro con activistas comunitarios.

“Sin embargo, la realidad es que el tema económico absorberá toda la atención del nuevo gobierno y será lo más importante en su primer año”, sostuvo Santos en el foro “Inmigración: ¿Qué hacemos como Iglesia?” organizado por la Universidad Cristiana de Paterson. “Si nosotros mantenemos la presión en este Congreso de mayoría demócrata y en la nueva administración, podremos tener la reforma migratoria en el primer o segundo año de gobierno”, agregó Santos. “No lo podemos dejar todo en manos de ellos, hay que organizarnos, incluyendo las marchas, salir nuevamente a las calles, presionar. Creo que esta vez sí vamos a tener éxito”, remarcó el activista.

Acerca del Autor