Riesgo de Pasar en 2010

De Contingencia a Emergencia

El promedio de lluvias mantiene bajo el nivel de presas del Sistema Cutzamala. Es necesario cambiar hábitos en la demanda y el consumo, asegura.


México.- El abasto de agua de la Ciudad de México será complicado durante la temporada de sequía en el siguiente año. De no reducir para la temporada de sequía el consumo del líquido hasta 20 por ciento en los hogares y en los edificios públicos, se podrá pasar de la contigencia a la emergencia en materia hídrica.

Según estimaciones del Sistema de Aguas, las lluvias se encuentran hasta cinco veces por debajo del promedio histórico y luego de las evaluaciones de finales de julio, este año se confirmó como el más seco en los últimos 40.

El director del SACM, Ramón Aguirre, adelantó un “panorama negro” debido a que es prácticamente un hecho que los niveles en las presas del Cutzamala se mantendrán en los niveles más bajos. “No creemos que nos permita salir de un esquema de contingencia para el año que entra. El problema va a estar presente, sería iluso pensar que va a llover en agosto y septiembre lo suficiente para que las presas se recuperen”, explicó. A pesar de que el sistema de abasto sólo ocupa 30 por ciento la Cuenca del Cutzamala, dijo que la ciudad podría padecer una crisis de abasto debido a que la demanda se incrementa en época de sequía.

“Puede ser uno de los peores años el 2010 si no logramos el cambio en la demanda en la modificación de los hábitos de consumo”, señaló. Según el record histórico, en el DF cae un promedio de 10 milímetros de lluvia al año, durante esta temporada, pero hasta la fecha la ciudad sólo ha tenido entre uno y dos milímetros de precipitación.

La ausencia de lluvias obedece a fenómenos climatológicos como El Niño que provocó que las nubes se trasladaran a la zona ecuatorial, alejándolas de las presas de la República Mexicana. “La temporada de lluvias era un problema mayor para el Sistema de Aguas. Teníamos que estar con programas de una gran atención con todos los elementos que participan en el programa de Unidad Tormenta. Ahorita prácticamente están de vacaciones porque no han tenido una mayor participación”, lamentó. Dijo que existe la posibilidad de pasar de la contingencia a la emergencia por el abasto en el siguiente año, debido a que llueve cinco o seis veces por debajo de los récords históricos. “Y no puede sustituirse el abasto por pipas cuando son millones las personas involucradas”, señaló.

Acerca del Autor