Ronaldo preocupa a Brasil

BERGISCH GLADEBACHD, Alemania - Ronaldo sigue generando preocupación a los aficionados brasileños por el pobre nivel que viene demostrando en el Mundial, aunque ello no hizo perder la fe a su padrino, el técnico Carlos Parreira.

Fuera de forma, tildado de 'gordo' por algunos, sin precisión, alejado del gol y centro de varias polémicas, Ronaldo intenta en silencio revertir este mal momento y poder 'tapar la boca' de muchos detractores.

Luego del victoria por 2-0 ante los australianos, Brasil salió rumbo a la localidad de Bergisch Gladebachd para instalar su base de cara al choque de cierre de la llave, ante Japón en Dortmund.

El técnico auriverde deberá buscar la recuperación técnica y anímica del alicaído goleador que, pese a su mejora ante Australia, sigue en un nivel inconvincente. Para Parreira existe esperanza de que pueda acercarse al 'matador' de porteros que siempre fue. "Ronaldo no está con ritmo ideal para soportar 90 minutos, creo que colocándolo 60 o 70 minutos así va ganando ritmo...", sostuvo el 'Profesor'.

Con la clasificación ganada de antemano, Brasil podría disponer cambios para el último juego de la lleve, pero es muy probable que el 'Fenómeno' no salga del equipo y juegue buena parte del duelo.

Su debut ante Croacia fue realmente pobre, pues además de estático, perdió balones y generó apenas una chance neta.

Contra Australia, si bien fue quien cedió a Adriano el pase para el primer tanto, perdió un par de ocasiones y fue sustituido al minuto 71 por el joven Robinho, que presentó más 'chispa'.

"Ronaldo se está poniendo en forma, paso a paso, despacio, él estará mejor" garantiza Parreira ante las insistentes consultas sobre el estado del delantero del Real Madrid. Y pese a seguir bajo críticas y la lupa de la prensa, Ronaldo cree en su salvadora evolución.

El principal aliciente es que está apenas a un gol de batir la marca del 'Rey Pelé' en los mundiales (12) y está a tres de quebrar el récord de máximo artillero en copas ostentado por el alemán Gerd Muller (14).

"Siento que voy por el buen camino. Las ocasiones comienzan a llegar. Tengo que seguir trabajando", expresó el Fenómeno a periodistas tras el choque ante Australia, en el que exhibió algo más de movilidad y ganas que ante Croacia.

Sus últimos goles fueron uno en un amistoso preparatorio ante Nueva Zelanda (4-0), en mayo en Suiza, y antes en otro fogueo, ante Rusia en marzo (1-0), en Moscú.

Los hinchas y la prensa de Brasil esperan impacientes por esos goles y por una nueva metamorfosis del que fue su principal ídolo desde 2002, cuando condujo a la 'Seleçao' al título mundial en Asia y se consolidó como máximo artillero de la Copa (8).

Avatar
Acerca del Autor