Ropa que estiliza tu figura

No tienes que tener una figura de modelo para verte delgada.

Esos kilitos de más no tienen que ser impedimento para que luzcas siempre una imagen perfecta. El vestuario es parte integral de nuestra imagen y un gran aliado cuando de esconder defectos y resaltar virtudes se trata. Con unos secretos básicos, tu figura puede lucir muy atractiva y siempre a la moda.

Todas queremos mirarnos al espejo y percibir que, mágicamente, lucimos un poco más delgadas, sin rastros de grasa localizada ni feos abultamientos. Pues aunque no lo creas, ese sueño puede convertirse en realidad si sabes escoger las prendas correctas. Aquí aprenderás como.

Estos son lo consejos del asesor de imagen Johnny Pérez para que saques el mayor provecho de la combinación de tus prendas

Para disimular los rollitos

Emplea camisas poco entalladas y largas hasta la cadera y sacos largos. No lo olvides: la regla es no usar nada que te apriete.

Lleva la atención a otro punto; por ejemplo, cómprate un hermoso y llamativo juego de aretes que te hagan lucir a la moda y que le den personalidad a tu imagen.

Adopta las bufandas, pañoletas y mascadas como accesorio para tu cuello, pues llamarán la atención sobre la parte superior de tu cuerpo.

Nunca emplees: vestidos acampanados, faldas elaboradas en telas pesadas, cinturones demasiado llamativos ni blusas muy escotadas.

Una última recomendación: ten en cuenta siempre que los colores oscuros adelgazan y los claros ensanchan.

Si tienes problemas de cintura

Si tu defecto es un cuerpo recto y sin cintura, prefiere los pantalones de tela gruesa y las faldas tipo pareo o con pinzas y vestidos con línea ‘A’. No marques tu cintura ni uses cinturones anchos. Nunca emplees vestidos tipo tubo, prendas demasiado ajustadas, ni trajes rectos.

Usa telas con diseño horizontal o con un juego de líneas de un color más oscuro sobre la cintura para crear la ilusión óptica de que esta es pequeña.

Emplea blusas largas sobre faldas cortas, o viceversa.

Elige blusas con bolsillos o adornos en la parte superior.

Trata con las faldas abiertas en la parte delantera o en el costado.

Emplea chaquetas cortas o largas, pero no de largo medio

Si tu cintura es corta, emplea vestidos y faldas de cintura retirada, así podrás alargar tu torso.

Si tienes los hombros anchos

Evita los diseños con líneas horizontales.

No lleves los hombros descubiertos, ni uses mangas muy abultadas o en forma de globo.

Prefiere los vestidos de corte recto y las mangas a medio brazo.

Avatar
Acerca del Autor