Rusia busca inmigrantes

MOSCÚ, Rusia - Los imperativos económicos y la crisis demográfica de Rusia han obligado al presidente Vladímir Putin y a su Administración a relegar, de momento, las rígidas ideas sobre la seguridad del Estado que han dominado su política de inmigración.

Rusia, el segundo receptor de inmigrantes del mundo después de EU, ha comenzado a aplicar este año una legislación de acogida que en teoría debe ser más liberal, más simple y más generosa. Su objetivo es incorporar al mercado laboral tanto a los emigrantes temporales como a los "compatriotas", es decir, los rusohablantes que, con independencia de su origen, aspiran a ser ciudadanos rusos. Con la nueva política, el Gobierno pretende atenuar el déficit de mano de obra y compensar en parte el encogimiento continuo de la población.

Avatar
Acerca del Autor